Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nuevo cambio de divisas en Venezuela funciona mal

La principal gremial del país criticó que el Simadi solo acelera la crisis y no beneficia a la economía.

Algunos economistas señalaron que el Simadi supone una devaluación de la moneda, lo cual puede aumentar los precios de la canasta básica en Venezuela. foto eDH / Archivo

Algunos economistas señalaron que el Simadi supone una devaluación de la moneda, lo cual puede aumentar los precios de la canasta básica en Venezuela. foto eDH / Archivo

Algunos economistas señalaron que el Simadi supone una devaluación de la moneda, lo cual puede aumentar los precios de la canasta básica en Venezuela. foto eDH / Archivo

CARACAS. La principal gremial empresarial venezolana, Fedecamaras, criticó ayer el funcionamiento del nuevo sistema de cambio de divisas, que empezó a operar en el país en febrero, al asegurar que "no beneficia" a la actividad económica "acelerando la crisis" de los inventarios.

"No tenemos todavía un sistema realmente confiable, transparente y fluido para la adquisición de divisas que se requieren para la programación de las compras de bienes intermedios y materia prima de la producción de Venezuela", dijo el primer vicepresidente de Fedecamaras, Francisco Martínez.

El representante de la patronal señaló, en una entrevista a la emisora local Unión Radio, que esto "acelera los niveles de crisis que tienen los inventarios de las empresas venezolanas y, por ende, esto se ve también en los anaqueles".

"Los consumidores no consiguen los bienes y servicios que requieren", añadió.

El Gobierno venezolano puso en marcha el pasado 12 de febrero el Sistema Marginal de Divisas (Simadi), es una nueva modalidad abierta de compraventa de divisas que comenzó a funcionar a una tasa de 172.05 bolívares por dólar y que ayer se cotizaba a 176.75 bolívares por dólar.

El Simadi, diseñado por el Estado para combatir el mercado ilegal de divisas, ha recibido críticas de algunos sectores importadores que aseveran que la oferta no ha sido suficiente para atender la demanda del mercado.

"El sistema como tal no permite una confiabilidad constante que permita planificar las producciones", declaró Martínez. El líder gremial también afirmó que existe una "sequía de divisas" y "falta de eficiencia". —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación