Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nuevas críticas para el BM por invertir en Honduras

Dicen no prestó atención a riesgos ambientales y sociales cuando prestó dinero al banco Ficohsa, el más grande de ese país

WASHINGTON. El brazo del Banco Mundial dedicado al sector privado no prestó suficiente atención a riesgos ambientales y sociales cuando prestó dinero a Ficohsa, el banco más grande de Honduras, dijo el lunes un ente regulador interno del banco.

La declaración marca la segunda ocasión este año en que el propio ombudsman de la Corporación Financiera Internacional (CFI) reprende a esa división del Banco Mundial por deficiencias en sus inversiones en Honduras.

La CFI admitió algunos problemas con su inversión inicial en Ficohsa, que también se ha ganado la reprobación de organizaciones sin fines de lucro, pero dijo que desde entonces ha mejorado.

La CFI aprobó un crédito de 70 millones de dólares para Ficohsa en 2011, a pesar del ambiente riesgoso de operaciones del banco y sus clientes, entre ellos una compañía de aceite de palma vinculada a múltiples muertes y narcotráfico, dijo en el informe la oficina del ombudsman de la CFI (CAO, por sus iniciales en inglés).

De hecho, la división del Banco Mundial aprobó previamente un crédito de 30 millones de dólares para la empresa de aceite de palma, llamada Dinant, a pesar del penoso historial de la firma, según indicó un informe previo de la CAO.

Honduras, uno de los países más pobres de América Central, se encuentra en medio de una de las disputas territoriales más complicadas de la región.

Grupos de defensa de los derechos humanos han acusado a Dinant y a sus guardias de seguridad de violaciones a los derechos humanos, incluidos asesinatos y desalojos de campesinos que ocupaban las tierras en disputa.

La CAO dijo que la CFI tenía "en el mejor de los casos, un conocimiento superficial de los riesgos ambientales y sociales vinculados a la base de clientes de Ficohsa", incluso aunque algunos empleados de la CFI que dieron créditos a Dinant estaban al tanto de los peligros y los problemas en Honduras.

La CFI dijo que el informe se centró correctamente en problemas del pasado, pero que desde entonces ha mejorado sus prácticas, algo que confirmó la oficina del ombudsman.

La CFI se dedica a desarrollar el sector privado en varios países pobres, con el fin de reducir la pobreza e impulsar el crecimiento económico.

Pero los crecientes préstamos de la organización mundial a intermediarios financieros –que actualmente constituyen más de la mitad de su cartera de créditos– han sido cuestionados duramente por grupos sin fines de lucro.

Dichos grupos sostienen que la Corporación Financiera Internacional carece de un buen método para controlar sus impactos en el desarrollo.

—Reuters

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación