Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El NP300 Frontier es potencia

Acelerando a más de 2,000 RPM este todoterreno deja escapar toda su potencia siendo muy estable.

El diseño de este todoterreno invita a probarlo. Su interior es espacioso. foto edh / Huber Rosales

El diseño de este todoterreno invita a probarlo. Su interior es espacioso. foto edh / Huber Rosales

El diseño de este todoterreno invita a probarlo. Su interior es espacioso. foto edh / Huber Rosales

Fuerza, poder, comodidad y presencia son cualidades que pocas veces se encuentran unidas en los vehículos 4x4. La Nissan NP300 Frontier, disponible en Grupo Q, reúne eso y más.

Por característica, los todoterreno o son dueños de fuerza y potencia, pero no suelen ser cómodos. O están lejos de mostrar su mejor perfil de diseño, aunque el poder esté dentro de su motor.

Y la fuerza que se espera de estos modelos es precisamente porque se supone serán expuestos a condiciones extremas; sean estas por el placer de conducir en terrenos rústicos o porque el trabajo o el trajín en el campo o la ciudad lo demanda. La potencia, por supuesto que es necesaria para solventar cualquier obstáculo, para estos pickups no debe haber terreno en el que pueda fallar o flaquear.

Así que si junto a las características de fuerza y poder se suma la comodidad, suena un poco fuera de orden. No obstante, los diseñadores de la Nissan NP300 Frontier han entendido que por encima de todo, los usuarios se merecen y demandan comodidad; y eso está por todo el interior espacioso de este pickup. Y la comodidad comienza por estar más arriba del piso, a 25.5 centímetros, lo que garantiza una mejor visión y respuesta ante las irregularidades de los terrenos. Los asientos de cuero proporcionan un toque especial y siempre distintivo, pero lo es más su espacio, si se le compara con la Frontier anterior, la altura de cabina incrementó en 8.74 cm, en especial para la segunda fila de asientos en cuyo espacio entre la cabeza y el techo aumentó 110 %. También el espacio a lo ancho para los hombros de los pasajeros fue aumentado en 4,46 por ciento a 1,450 mm y 1,441 para la primera y segunda fila, respectivamente. Lo que menos parece el interior es que estamos ante un pick up 4x4.

El interior ha sido diseñado con las dimensiones, seguridad y confort adecuados para el conductor y pasajeros, optimizando espacio a través del tablero, consola central —con pantalla para ver atrás cuando se retrocede— y asientos, ofreciendo funcionalidad avanzada y máxima comodidad, con asientos de cuero, con fácil acceso al compartimiento inferior para herramientas.

A la comodidad se suma todo el buen desempeño que proporciona su poderoso chasis formado por una estructura de doble C, reforzada y que está diseñada tomando en cuenta ángulos de ataque de 33 grados, uno ventral de 25.2 y otro de salida de 27.9 grados, los cuales aportan a la estabilidad y a una mejor adaptación a cualquier terreno.

Es interesante su silencioso motor YD25, de cuatro cilindros 2.5 L de 188 CV y diésel. Está disponible en transmisión automática (siete velocidades) o manual (seis velocidades) con desempeño mejorado. Su silenciosa aceleración solo se rompe cuando se pisa el acelerador a más de 2.000 RPM, que es cuando se siente toda la fuerza y "jalón" de su motor.

En términos generales, este pickup responde a lo grande cuando se le exige en terreno rústico y se adapta a las trabazones que imperan en ciudad.

Favor toma nota, por un desacierto ayer se publicó una frase en Suplemento Speed, que no correspondía al tema de esta Nissan Frontier.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación