Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Se necesita "crecer 3 % para reducir el déficit"

Miguel Ángel Simán, coordinador del Plan País, dice que el crecimiento es factible

Miguel Ángel Simán, presidente de Fusades

Miguel Ángel Simán, presidente de Fusades

Miguel Ángel Simán, presidente de Fusades

Lograr un crecimiento promedio anual de tan solo 3 % del Producto Interno Bruto, durante los próximos cinco años, sería suficiente para reducir el déficit fiscal, bajar el nivel de deuda y mantener suficiente dinero para financiar los programas sociales, según los cálculos que el partido ARENA ha planteado en su proyecto de gobierno Plan País.

En los últimos cinco años, el crecimiento económico de El Salvador no ha superado el 2 % del PIB, pero otros indicadores como la deuda han subido hasta un 33 % del PIB, según los datos oficiales.

Para el coordinador de este plan de gobierno, Miguel Ángel Simán, la clave para equilibrar los problemas fiscales que tiene la nación está en el crecimiento económico a través de una mayor fuente de inversión extranjera.

"A partir de ahí se logra el despegue económico", aseguró.

Sin embargo, Simán reconoce que la inversión no ha llegado al país porque el Gobierno en turno no ha enviado las señales de confianza que un inversionista necesita para traer su capital y, más bien, se ha amparado en una política económica basada en la ayuda estatal de Venezuela.

"Este gobierno ha basado su planteamiento en los recursos económicos de otro país", aseguró.

El profesional cree que el país solo necesita potenciar sus capacidades y enviar los mensajes adecuados para que, en poco tiempo, la inversión vuelva a lograr niveles que representen entre el 19 y el 20 % de PIB, como se logró en años anteriores, en los que el crecimiento total del país no bajó de un 4 % anual.

¿Y cómo lograr que la inversión extranjera llegue al país?, se pregunta Simán. Él mismo responde que es necesario que el nuevo gobierno que asuma a partir del próximo 1 de junio, tendrá que recuperar la confianza que se ha perdido en los últimos años.

Como ejemplo expuso que el país ya no cuenta con un "grado de inversión" que lo reconocía como fiable a la hora de buscar préstamos internacionales o colocar títulos valores en los mercados mundiales.

También dijo que no se han dado señales de que en El Salvador se respete el Estado de Derecho y el libre mercado.

"Al lograr esta inversión, esperamos una pronta recuperación del país", dijo el coordinador del plan que abandera el candidato presidencial Norman Quijano y su compañero para vicepresidente, René Portillo Cuadra.

Y una mayor inversión garantizaría también una mayor recaudación de impuestos, con los que, a juicio de Simán, también se garantizarían los programas sociales como el vaso de leche, los uniformes escolares y otros más.

Simán aseguró que a pesar de que este gobierno ha introducido 15 nuevos impuestos, y aumentado cuatro de los que ya estaban establecidos, ha tenido que recurrir a más deuda para financiar dichos proyectos.

"Ellos mismos ponen en riesgo sus propios programas sociales. Ya vieron que han topado la tarjeta de crédito y están poniendo en riesgo esas ayudas", dijo.

El coordinador del plan país cree que lo que el país necesita es motivar a las compañías a que sigan invirtiendo para que, en esa medida, los recursos no falten en la nación.

Asimismo apuntó que es necesario que se busque un consenso político para discutir una reestructuración de la deuda que garantice una mayor liquidez, además de un nuevo compromiso, acuerdo precautorio, con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que le permita al país tener un respaldo financiero y también una guía para mejorar sus finanzas.

Finalmente, Simán sostiene que con estas medidas, la confianza en El Salvador aumentaría y se lograría que más empresas estén interesadas en traer su capital, y con ello, lograr un aumento en los ingresos y el bienestar económico.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación