Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Multan con $40,000 Mlls. a tabaquera EE. UU.

Una sentencia judicial obliga a RJ Reynolds Tobacco a pagar $40,000 Mlls. de indemnización a la viuda de un fumador.

Sentencia incluye indemnización y daños compensatorios.

Sentencia incluye indemnización y daños compensatorios.

Sentencia incluye indemnización y daños compensatorios.

MIAMI. La segunda mayor tabaquera de EE. UU., RJ Reynolds Tobacco, prepara una apelación con la cual recurrir uno de los mayores veredictos judiciales emitidos contra una compañía del sector, tras el fallo de un jurado de Florida que establece una indemnización de 23,600 millones de dólares a favor de la viuda de un fumador.

El pasado viernes, un jurado del condado Escambia, en el extremo oeste de Florida, emitió una sentencia a favor de la residente de Pensacola Cynthia Robinson, quien en 2008 entabló una demanda contra la compañía en nombre de su esposo, Michael Johnson, fallecido en 1996 por cáncer al pulmón.

El veredicto, alcanzado tras un juicio que duró cuatro semanas, establece además el pago de $16,800 millones por parte de la compañía, por concepto de "daños compensatorios", lo que eleva el monto total hasta más de $40,000 millones.

"Este veredicto va mucho más allá del ámbito de lo razonable y justo y es totalmente inconsistente con las pruebas presentadas", manifestó en un comunicado al que ha tenido acceso Efe J. Jeffery Raborn, vicepresidente y asesor legal adjunto de la compañía.

Raborn señaló que la firma apelara el fallo y espera que el "tribunal respete la ley" y ratifique ese "veredicto desmedido", que obliga al pago de una indemnización "gravemente excesiva e inadmisible bajo las leyes estatales y constitucionales".

Este caso es uno más de los miles que surgieron tras la demanda colectiva que encabezó el pediatra de Miami Beach Howard Engle contra las principales compañías de tabaco de EE. UU., y que en 2000 se resolvió con una indemnización de $145,000 millones, la sentencia más cuantiosa por daños y perjuicios en el país hasta ese momento.

La demanda colectiva acusaba a las compañías de engañar a los consumidores y al Gobierno respecto a los peligros que conlleva el consumo de tabaco.

La Corte Suprema de Florida revocó este veredicto en 2006, pero en su resolución dejó abierta la puerta para demandas individuales al establecer que los fumadores y sus familias no tenían que demostrar otra vez que las compañías habían vendido con conocimiento productos defectuosos y que habían ocultado los riesgos del tabaquismo.

Esta decisión, que tras una apelación presentada por las compañías tabaqueras fue ratificada por la misma corte el año pasado, estableció que los fumadores, o sus familiares, solo debían demostrar que su adicción al tabaco fue el origen de sus enfermedades o muertes para poder iniciar un juicio. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación