Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Multa sin precedentes a automotriz en EE. UU.

La compañía japonesa fue multada con 1,200 millones de dólares por el Gobierno de EE. UU.

El fabricante dijo que reportará la multa como pérdidas en el presente año fiscal. EDH

El fabricante dijo que reportará la multa como pérdidas en el presente año fiscal. EDH

El fabricante dijo que reportará la multa como pérdidas en el presente año fiscal. EDH

WASHINGTON. En un acuerdo sin precedentes con el Gobierno estadounidense, Toyota admitió ayer que en 2009 y 2010 mintió y ocultó graves defectos en sus vehículos, por lo que pagará una multa de 1,200 millones de dólares, la mayor impuesta en la historia de Estados Unidos a un fabricante de automóviles.

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, anunció en Washington el acuerdo, junto con el secretario de Transporte, Anthony Foxx, con duras palabras hacia Toyota. "En pocas palabras, la conducta de Toyota fue vergonzosa. Mostró una descarada falta de respeto por los sistemas y leyes creados para vigilar la seguridad de los consumidores. Según admitió la propia compañía, protegió su marca antes que a sus propios clientes", dijo Holder.

"En vez de revelar rápidamente y corregir los problemas de seguridad que conocía, Toyota realizó declaraciones públicas engañosas y proporcionó datos inexactos a miembros del Congreso", añadió el fiscal general.

El acuerdo alcanzado entre las autoridades federales y Toyota supone que la compañía japonesa admite "totalmente" su responsabilidad y pagará 1.200 millones de dólares, la mayor multa criminal en la historia de Estados Unidos a un fabricante de automóviles. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación