Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mujeres ocupan 4 % de las direcciones empresariales

b El Salvador está entre los niveles más bajos de América Latina

Con programas con el de ADEN se busca que la participación femenina alcance el 25 % dentro de 10 años. Foto edh / Cortesía

Con programas con el de ADEN se busca que la participación femenina alcance el 25 % dentro de 10 años. Foto edh / Cortesía

Con programas con el de ADEN se busca que la participación femenina alcance el 25 % dentro de 10 años. Foto edh / Cortesía

La participación de la mujer a nivel directivo en el ámbito empresarial, es bajo aún.

En un consolidado mundial, se habla de 14 % hacia arriba, mientras que en América Latina es 6.8 % en promedio. En El Salvador sólo el 4 % de las mujeres se ubican en niveles directivos, Guatemala posee el porcentaje más bajo de toda América Latina con 3.2 %.

La región centroamericana está por debajo de Suramérica, donde hay países como Colombia, que poseen 14 % de participación de féminas en altos cargos, es el país que más destaca, luego le siguen Argentina, Chile y Perú.

Europa, es una de las regiones con mayor participación femenina en las dirigencias, específicamente en Noruega, Finlandia y Suecia.

Gabriela Bocchi, directora internacional Área in Company de la Escuela de Negocios ADEN señala que se deben impulsar políticas públicas relacionadas con la maternidad, salud reproductiva, planificación familia y educación, que le den la oportunidad a la mujer de ocupar cargos de dirección.

Las multinacionales son las empresas que más fomentan la participación femenina en altos rangos.

La incursión de la mujer es menor en los rubros de la industria que tienen que ver con extracción de petróleo y energía. La tendencia aumenta en las ramas tecnológicas.

Entre los puestos más ocupados por las mujeres, están las gerencias medias, con mayor incidencia en las áreas financieras, operaciones y equipos comerciales.

"El emprendedurismo es una de las áreas donde las mujeres tienen más participación, porque no tienen problemas de horarios, pueden planificar su tiempo con la familia y no se le exige tanto a nivel de formación académica", comenta Bocchi.

Entre los factores que limitan la participación de la mujer está la familia, que aún se ve como una responsabilidad solo de ellas, además se considera que la mujer emocionalmente no tiene la capacidad de manejar las decisiones de forma fría, este último está más relacionado con los estereotipos que aún se mantiene en la sociedad actual.

Además está el "techo de cristal" que ellas mismas establecen, al creerse incapaz de desempeñar algunos cargos.

ADEN posee un programa llamado "Mujer y Management", que consiste en brindar herramientas para maximizar el liderazgo femenino en las organizaciones, potenciar el patrimonio, trabajar en la identidad femenina, plan de carrera y capital vincular en organizaciones. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación