Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Morgan Stanley prevé precio de $43 por barril de crudo en 2015

El banco de inversiones proyecta este precio a partir de abril 2015

El banco de inversiones estadounidense Morgan Stanley hizo ayer una de las proyecciones más radicales sobre el precio del petróleo para 2015.

De acuerdo con un informe elaborado por dos economistas de la entidad financiera, en el peor de los escenarios para los productores, el próximo año el oro negro podría tocar los $43 por barril en el segundo trimestre del año y solo podría recuperarse con un precio de hasta $48 en septiembre.

Esta sería la mayor caída de precios del petróleo desde 2005.

En un panorama más realista, esa casa de análisis estadounidense pronostica que el Brent terminará 2015 en $70 por barril. Un año más tarde, en 2016, considera que retomaría los $88. Estas previsiones, sin embargo, se sitúan $28 y $14, respectivamente, por debajo de sus anteriores pronósticos.

Las últimas decisiones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de no reducir la producción para aumentar el precio siguen empujando el precio a la baja.

La mayoría de las firmas de análisis ha revisado a la baja sus previsiones para el precio del petróleo el próximo año, ya que se estima que existe una sobre producción de crudo del entorno del millón de barriles al día.

La propia OPEP reconoció en su reunión de finales de noviembre, en la que decidió mantener su producción, que el mercado estaba sobreabastecido, pero aun así mantiene el pulso con otros productores (en especial los estadounidenses) para ganar cuota de mercado con una guerra de precios.

"Sin la intervención de la OPEP, los mercados corren el riesgo de enfrentarse a un desequilibrio, llegando a tocar techo con una sobredemanda en el segundo trimestre de 2015. Los precios seguirán cayendo en la primera mitad del año", afirman Adam Longson y Elizabeth Volynsky, los autores del informe.

"Con la OPEP atrincherada, los precios del crudo se enfrentan a sus mayores riesgos desde 2009", apuntan los analistas.

JP Morgan, otro banco de inversión estadounidense, también ha vaticinado más bajas en el precio del petróleo, aunque es más moderado e indica que el precio del petróleo seguirá cayendo a corto plazo.

De momento, el precio del crudo ha caído más de un 40 % desde el pasado mes de junio, con los futuros del Brent tocando los 67.52 dólares durante la jornada de ayer, su menor nivel desde octubre de 2009. Un contexto que llega instigado por la OPEP, que se ha resistido a limitar la producción como fórmula para incrementar los precios del oro negro.

JP Morgan, sin embargo, indica que la falta de acuerdo sobre un posible ajuste de la producción junto con el lento crecimiento de la economía mundial podría provocar nuevas caídas que situarían el precio del Brent en hasta los $70 por barril en el primer trimestre de 2015.

En cualquier caso, señala que, aunque la próxima reunión de la OPEP no se producirá hasta junio de 2015, sus miembros podrían intentar alcanzar un acuerdo en negociaciones informales. Asimismo, apunta que los comentarios de los estados miembros de la OPEP podrían afectar en mayor medida al mercado del petróleo en los próximos meses.

Los que sufren

Las noticias son buenas para el promedio de consumidores de combustible a nivel mundial, pero no lo es para países cuyas economías dependen del precio del crudo.

Irán, Venezuela y Rusia están cada vez más preocupados por el déficit que el precio generará a sus economías.

De acuerdo con una publicación de Market Watch, los países productores de petróleo necesitan un precio promedio de $100 por barril para equilibrar sus presupuestos y esto depende además, de cómo estén manejando sus finanzas internas.

Venezuela, que ya enfrenta serios problemas fiscales y una inflación galopante, necesita que el precio del petróleo esté a 151 dólares el barril el próximo año para equilibrar el presupuesto.

Irán, que tiene todavía un acuerdo para frenar el desarrollo de armas nucleares y subsidia la gasolina a sus ciudadanos, necesita el petróleo a 131 dólares el barril.

Y Rusia, cuyo ataque contra Crimea y Ucrania continúa aumentando las tensiones en Europa hasta el punto de que occidente le aplicará sanciones financieras, necesita el petróleo a $107 para mantener sus finanzas en orden. Sin embargo, las proyecciones parecen no ceder a esta cifra y, más bien, la tendencia indicaría que los precios se mantendrían por debajo de este precio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación