Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Moody's: Venezuela, en riesgo de default por "petroprecios"

Ingresos de Venezuela dependen 95 % del petróleo

El presupuesto de Venezuela depende los ingresos por venta de petróleo, de ahí que han agudizado su crisis. Foto EDH/archivo

El presupuesto de Venezuela depende los ingresos por venta de petróleo, de ahí que han agudizado su crisis. Foto EDH/archivo

El presupuesto de Venezuela depende los ingresos por venta de petróleo, de ahí que han agudizado su crisis. Foto EDH/archivo

LONDRES. Rusia y Venezuela son las naciones que más perderían con la caída de los precios del petróleo y el país latinoamericano enfrenta un riesgo creciente de default debido a su fuerte déficit fiscal y alto gasto público, ha dicho Moody's en un reciente reporte.

Si el barril de crudo se estabilizara en torno a 60 dólares, esto "incrementaría significativamente el riesgo de default" de Venezuela, que ya tiene calificación de "bonos basura", detalló Moody's, mientras que el efecto sobre Rusia podría ser moderado por sus significativas reservas internacionales.

Los precios referenciales del crudo Brent casi cayeron a la mitad desde que en junio superaron los 115 dólares, golpeados por la creciente producción de crudo estadounidense y el declive de la expansión de la demanda global.

Las economías emergentes han conseguido alrededor de 200 mejoras de calificación desde el 2007 de las tres mayores agencias, pero Moody's tiene más países bajo panorama negativo que positivo para 2015.

La agencia tiene un panorama negativo para Rusia, calificada dos niveles arriba de 'basura' en Baa2, cuya moneda ha caído en más de un tercio este año debido a la bajada del precio del crudo y las sanciones occidentales en vigor desde marzo debido a la crisis de Ucrania.

Créditos en la mira

Las calificaciones son importantes para los prestamistas dado que muchos inversores grandes prefieren evitar los bonos de calificación basura.

Los países del Golfo Pérsico mantendrán sus calificaciones crediticias soberanas fuertes a pesar de enfrentar algunas de las pérdidas absolutas de ingresos más grandes en 2015.

Arabia Saudita, con una nota alta de Aa3 y panorama estable, podría anotar un déficit presupuestario pero soportará los precios del crudo más bajos gracias a las enormes reservas de efectivo que acumuló cuando los precios estaban más altos, dijo Moody's.

Mientras el panorama mundial está turbio para los productores Venezuela, Rusia e Irán, los suramericanos están evaluando la posibilidad de pedir una reunión de emergencia de la OPEP, dependiendo de cómo se comporten los precios del petróleo en el primer trimestre del 2015, dijo esta semana el ministro de Relaciones Exteriores de ese país, Rafael Ramírez.

La OPEP no debería dejar el alza de los precios del crudo al mercado y debería tomar medidas, afirmó el funcionario. "Eso es lo que tenemos que hacer, ese es nuestro trabajo", señaló.

Venezuela, que opina que el petróleo debería costar 100 dólares por barril, ha sostenido reuniones bilaterales con cada país de la OPEP para abordar el precio del crudo y sobre lo que se debe hacer con respecto a los actuales valores, que han bajado a menos de 65 dólares, sostuvo Ramírez.

En Rusia, en tanto, la producción de petróleo podría alcanzar entre 526 y 528 millones de toneladas (de 10,56 a 10,60 millones de barriles por día) el próximo año y el país exportará crudo de acuerdo a la demanda, dijo el viceministro de Energía, Kirill Molodtsov.

Rusia, el mayor productor mundial de petróleo, produjo un promedio de 10,63 millones de barriles por día (bpd) en noviembre, igualando un nivel máximo tras la era soviética.

Moscú no logró persuadir a la OPEP de reducir su producción de crudo el mes pasado para apuntalar los precios, que casi se han reducido a la mitad desde un récord en el verano boreal y que el jueves cotizaban en torno a los 65 dólares por barril.—REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación