Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Moody's: "Improbable" mejora de calificación de deuda francesa

La perspectiva negativa de la calificación es atribuida a pocas expectativas de crecimiento

Francia debe revertir la perdida gradual y sostenida de competitividad. foto edh/archivo

Francia debe revertir la perdida gradual y sostenida de competitividad. foto edh/archivo

Francia debe revertir la perdida gradual y sostenida de competitividad. foto edh/archivo

La agencia de calificación Moody's considera "improbable" una mejora del 'rating' de la deuda de Francia "a corto plazo" dada la "negativa perspectiva" en materia fiscal y de reformas estructurales, según se desprende de un informe publicado este viernes.

"Dada la perspectiva negativa, una mejora (de la calificación de la deuda francesa) es improbable a corto plazo", sentencia Moody's, que ha decidido mantener la calificación de Francia en el 'Aa1' con perspectiva negativa.

En este sentido, Moody's supedita cualquier mejora en la perspectiva o degradación de la nota de 'Aa1' a la forma en la que el Gobierno galo afronte las "presiones fiscales y los desafíos estructurales de la economía".

La política fiscal, principal herramienta utilizada por el presidente François Hollande para hacer frente al déficit público, y las reformas estructurales, que tanto Bruselas como Fráncfort urgen, "determinarán conjuntamente la probabilidad de que Francia estabilice o reduzca su ratio de deuda en el Producto Interior Bruto (PIB) durante los próximos años", indica Moody's.

De hecho, la agencia de 'rating' insiste en atribuir la perspectiva negativa de la calificación de la deuda francesa a las "tenues" expectativas de crecimiento económico y los "inciertos" pronósticos fiscales.

Competitividad y exposición a periféricos

Aunque destaca su fortaleza económica y la "moderada" deuda hipotecaria, en comparación con otros países de la zona euro, Moody's señala que Francia ha de revertir la "pérdida gradual y sostenida de competitividad y la rigidez de sus mercados laboral, de productos y de servicios de larga duración", que ha influido negativamente en las perspectivas de crecimiento a largo plazo del país.

Otro de los focos de debilidad de Francia, de acuerdo con Moody's, es su exposición a los países periféricos europeos a través de sus vínculos comerciales y sus elevados pasivos contingentes acumulados en los últimos años.

El Banco Central Europeo ha instado en reiteradas ocasiones a Hollande a que emprenda un amplio programa de reformas que encaucen la economía gala hacia la senda del crecimiento y también ha colocado la política fiscal del presidente francés en entredicho.

El estancamiento económico en Francia, con una tasa de desempleo enquistada en el 11% y una contracción económica del 0,1% del PIB en el tercer trimestre, también ha sido objeto de preocupación en la Comisión Europea, que ha reclamado a París más reformas estructurales, con especial hincapié en el mercado laboral.

Las otras dos grandes agencias de 'rating' sitúan la calificación de la deuda francesa a niveles similares que Moody's --'AA' en el caso de Standard and Poor's y de 'AA+' de Fitch. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación