Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Moody's: un gobierno de ARENA atraería más inversión y negociaría con el FMI

Advierte que próximo presidente encarará deuda del 60 % del PIB y un déficit fiscal del 4 %.

Moody's señala próximo presidente tendrá complicado el panorama fiscal. foto edh / archivo

Moody's señala próximo presidente tendrá complicado el panorama fiscal. foto edh / archivo

Moody\'s señala próximo presidente tendrá complicado el panorama fiscal. foto edh / archivo

Moody's, la agencia de calificación de riesgo, considera que El Salvador posee un panorama incierto en cuanto a su desempeño político, económico y social.

De acuerdo con un análisis desarrollado por la agencia, ninguno de los partidos políticos podrían hacer esfuerzos significativos para mejorar la situación fiscal del país, debido a que será "muy difícil para cualquiera de los futuros presidentes afrontar los costos políticos de las medidas necesarios para revertir las deterioradas tendencias fiscales". Sin embargo, considera que bajo la administración de ARENA se podría ver un incremento en la tasa de inversión.

Según Moody's, la inversión en el país ha sido "particularmente débil" en los últimos años, representando en promedio el 14 % del Producto Interno Bruto (PIB) entre el 2010 a 2013. Se espera que bajo la administración de ARENA este pueda incrementar hasta el 16 % del PIB, dato similar a lo reportado durante el Gobierno de ARENA previo a la crisis económica del país.

Mientras que bajo la administración de Sánchez Cerén se especula que se podría adoptar una "retórica más izquierdista que la del Presidente Mauricio Funes, aunque no se espera mayor diferencia en términos de su marco político". Con esto se refiere que aunque Sánchez Cerén aplique políticas con mayor inclinación a la izquierda, siempre se mantendrán en el marco ya establecido por el Gobierno actual.

Entre los desafíos que el nuevo presidente encarará se encuentra el deterioro de las finanzas públicas del país, con una deuda del Sector Público No Financiero que podría llegar al 60 % del PIB este año, y un déficit fiscal que se encuentra alrededor del 4 % del PIB desde los últimos cuatro años, aún después de haber pasado por dos reformas fiscales.

El análisis de la agencia expresa con claridad que de ganar el candidato Norman Quijano, el país iniciaría nuevamente negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para poder participar del programa "Stand By Arrangement" (SBA), una ayuda financiera a países que necesiten de la asistencia. Con esto, el Gobierno se enfocaría en nuevos compromisos fiscales.

Por otra parte, considera que el candidato Salvador Sánchez Cerén podría buscar ayuda financiera de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba). No obstante, se espera que el déficit fiscal pueda bajar a 3.7 % del PIB, ya que para el final del 2014 sería "más fácil implementar algún tipo de consolidación fiscal después de las elecciones".

Para ARENA "será más difícil determinar los subsidios, dado que el electorado del partido sería el más afectado por políticas que determinan los objetivos de los subsidios al gas, electricidad y transporte público".

Finalmente, el documento relata que el desafío más significativo que tendrá que encarar el próximo gobernante será el crecimiento económico. El crecimiento promedio del PIB está calculado en 1.8 % anual, parecido al crecimiento promedio después del periodo de crisis entre 2010 y 2012.

El crecimiento económico en El Salvador es uno de los más bajos en las calificaciones de Moody's y posee un desempeño bajo con el cual a obtenido una categoría Ba (3.3 %) por la agencia. Esta es una categoría media en donde se encuentran países que podrían sufrir riesgos de crédito.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación