Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mirna Liévano: El país ya no puede tener créditos rápidos del BID

Al haber violado acuerdo con FMI, el país no puede participar de este fondo

Mirna Liévano de Marques, dio a conocer los factores que han detenido el crecimiento económico de El Salvador. foto edh / Mauricio Cáceres

Mirna Liévano de Marques, dio a conocer los factores que han detenido el crecimiento económico de El Salvador. foto edh / Mauricio Cáceres

Mirna Liévano de Marques, dio a conocer los factores que han detenido el crecimiento económico de El Salvador. foto edh / Mauricio Cáceres

El Salvador al no cumplir con el Acuerdo Stand By del Fondo Monetario Internacional (FMI) no sólo "suspendió" fondos disponibles por $ 750 millones, sino que también perdió la oportunidad de obtener "Préstamos de Rápido Desembolso" por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Este tipo de créditos permite que los países que apliquen a él obtengan una cuota de $30 a $40 millones. Sin embargo, para poder aplicar los países deben demostrar tener una situación macroeconómica estable, la cual es comprobada a través de un acuerdo precautorio con el FMI, que el país perdió hace rato.

Estas declaraciones fueron brindadas por la prosecretario del BID, Mirna Liévano de Marques, quien será reconocida hoy, como miembro honorario por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico Social (Fusades), por su destacada labor en el servicio público, educación superior y desarrollo económico y social en Centroamérica.

"Al FMI lo veíamos como la puerta de entrada para la comunidad internacional, porque, definitivamente, muchos países y organismos lo que ven es el comportamiento económico, y desdichadamente, quien califica primero es el Fondo Monetario", dijo.

Explicó que, aunque el país ya no es acreedor del "Préstamo de Rápido Desembolso", todavía puede aplicar a otros créditos que se enfocan en sectores específicos de la economía, no obstante, no son desembolsos que abarcan todo el espectro económico nacional.

La economista también destacó el débil crecimiento económico salvadoreño, haciendo un comparativo entre el crecimiento promedio de Latinoamérica, el Caribe y El Salvador. De acuerdo con estudios de proyección del Banco, la región latinoamericana y el Caribe tendrán un crecimiento del 3.5 %, y hay países que verán crecimientos por encima del promedio.

Pero en ese informe, sobresalen dos países que sólo podrán crecer el 1.5 %, siendo El Salvador uno de ellos. Para el BID, el principal problema en el Istmo, en relación con otro continentes, es el rezago en la productividad.

Liévano recomienda que se deben buscar todos los elementos que incrementen la productividad, que va desde capacitación, educación, infraestructura y mejora del clima de negocios, entre muchos factores. "Es una cosa gigantesca, pero entonces, si El Salvador está creciendo menos que Latinoamérica, significa que nuestra tarea es mucho más grande, que debemos hacer más esfuerzos para lograr un desarrollo y un crecimiento adecuado", afirmó.

La representante del BID considera que uno de los principales factores que han impactado a El Salvador, resultando en un bajo crecimiento, ha sido la crisis económica mundial. "Eso afectó a Latinoamérica, y de colada, a El Salvador, porque nosotros dependemos mucho más de Estados Unidos y, por supuesto, una situación de crisis en Europa también se trasladaba a El Salvador", reiteró.

Empero, apuntó que era lamentable ver que no hay propuestas concretas para dinamizar la economía.

Acá, señaló que se debe "poner la infraestructura necesaria para que desarrolle la industria que tiene oportunidades de comerciar con cualquier lugar del mundo o del país".

Adicionalmente, detalló que no se puede apostar a un sector en específico, sino establecer una infraestructura básica que aproveche a cualquier sector económico y de esta forma también irán resurgiendo, ya que se les han dado las bases de apoyo y confianza. Para lograr ésto se deben respetar las instituciones y apoyarlas, romper la polarización y trabajar armoniosamente con todo el sector privado, apuntó

Polarización política es alarmante

La prosecretario del BID ha percibido que uno de los factores que impiden el crecimiento de la República ha sido la polarización que hay entre los partidos políticos. Considera que el ambiente de polarización se ha vuelto demasiado grande causando tensión agresiva.

"Yo recuerdo que aquí había una reconciliación (entre partidos políticos después de los Acuerdos de Paz)", enfatizó Liévano, quien no ha visitado el país en años. Para ella, este tema es preocupante ya que impide un verdadero desarrollo económico.

Con un ambiente de polarización "terrible", lo primero que el país debe lograr es tratar de cerrar esa brecha para así poder pensar con tranquilidad en las cosas fundamentales y necesarias para dinamizar la economía, dijo.

Añadió que ve positivo el acercamiento del Gobierno entrante con el sector privado, pues demuestra ser un intento de "cerrar la brecha" entre ambos sectores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación