Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mina Cobre Panamá inicia obras

Mina de cobre supone una inversión de $6,400 millones y empleará a unos siete mil empleados.

COLÓN. El proyecto minero Cobre Panamá, que empezará a funcionar durante el primer trimestre de 2018 y permitirá extraer anualmente 320.000 toneladas de cobre durante 34 años, dio inicio la construcción de su obra civil, informaron sus responsables.

La mina, que requiere una inversión de 6,400 millones de dólares, supondrá un aumento directo en el Producto Interior Bruto (PIB) del país de un 4 %, según cálculos de la empresa.

Situado en la localidad de Punta Rincón, en la provincia caribeña de Colón, 120 kilómetros al oeste de la capital panameña, el proyecto incluye una mina y una planta donde se extraerá el mineral y se procesará en concentrados, y una zona portuaria donde se filtrará el concentrado y se cargará para transportarlo en buques.

También contará con una planta de generación eléctrica que proyectará 300 megavatios (Mw), señaló la empresa responsable del proyecto, la panameña Minera Panamá, subsidiaria de la multinacional de origen canadiense First Quantum Minerals durante una visita de Acan-Efe a las obras.

"El 'jetty' (rompeolas) es lo primero que se va a terminar y va a estar listo a finales del 2016", dijo el gerente de la planta de generación eléctrica, John Eastwood, que consideró difícil cuantificar un porcentaje total de avance actual.

"El primer trimestre de 2017 esperamos tener en funcionamiento el primer componente de 150 megavatios de la planta generadora", añadió Eastwood.

El director de Ambiente y Asuntos Comunitarios de Minera Panamá, Alberto Salas, aseguró que Cobre Panamá es una de las minas de cobre más grandes del mundo, teniendo en cuenta los costos de capital y recursos.

El contrato de Minera Panamá con el Estado panameño está vigente desde 1997, tiene una duración de 60 años y establece revisiones a sus cláusulas cada 20 años.

El proyecto, que incluye además el mayor programa de reforestación en Panamá con 10, 475 hectáreas, va a tener un impacto socioeconómico "muy importante" en la comunidad vecina porque se van a construir escuelas y centros sanitarios, dijo Salas.

Además de cobre, se ha encontrado también, en menor proporción, molibdeno y oro, que también serán extraído y se exportarán a Estados Unidos, Brasil, China e India.

"En la fase más alta de construcción necesitaremos 7.000 trabajadores", cuantificó Salas, de los cuales el 86 % serán panameños. —ACAN-EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación