Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Millones de barriles de crudo en EE.UU. se desvanecerán

Bajos precios y poca inversión obligan a reducir en 45% un inventario que en realidad solo existía en papel.

El petróleo de esquisto de Estados Unidos tiene mayor capacidad de levantar producción y de influir en la caída de los precios internacionales.

El petróleo de esquisto de Estados Unidos tiene mayor capacidad de levantar producción y de influir en la caída de los precios internacionales. | Foto por Archivo

El petróleo de esquisto de Estados Unidos tiene mayor capacidad de levantar producción y de influir en la caída de los precios internacionales.

La cruda realidad golpea de nuevo a los productores de petróleo de esquisto en Estados Unidos. Debido a una ley comercial tendrán que eliminar miles de millones de barriles de crudo que en realidad no podrán extraer en los próximos años. 

El sitio web Bloomberg publico que la pionera Chesapeake Energy Corp tendrá que borrar 1 mil millones de barriles de sus libros, lo que significa una reducción del 45 % en sus inventarios.

Una situación similar enfrentan otras compañías que producen petróleo de esquisto y utilizan la técnica de fracking. Reducciones de entre el 30 % y el 45 % en inventarios golpearían al rubro durante el 2016.

Esto se debe a que cuando inició el boom del petróleo de esquisto el sector convenció a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de incluir en inventarios las reservas en pozos sin perforar.

La ley les permite anotar esas reservas en sus inventarios si los pozos son rentables según y son perforados en no más de cinco años. Para esta fórmula la SEC establece un precio de referencia del crudo y define si el pozo es rentable.

Sin embargo a estas alturas el precio del petróleo sigue sin subir de los $40 por barril. Bloomberg publicó que esto  obligará al sector a aceptar que no es rentable perforar esos nuevos pozos de esquisto y renunciar a buena parte de sus inventarios.

“Había demasiado optimismo en sus pronósticos”, dijo un miembro del Post Carbon Institute a Bloomberg.

El medio digital resaltó que la “revolución” del esquisto fue financiada con préstamos en los cuales la garantía de pago era la producción petrolera. En esa época el crudo se cotizaba a $95 el barril.

Y aunque la caída en los precios inició en 2014, los productores mantuvieron el petróleo sin extraer en sus inventarios debido a la flexibilidad en la fórmula de la SEC.

La caída de los precios ya causó reducciones de capital para los productores por un total de $143 mil millones el año pasado, según reseñó Bloomberg.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación