Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

México proyecta menor crecimiento de lo pronosticado

El Banco de México mencionó que el pronóstico de crecimiento económico será o.5 % menos de los proyectado.

México proyecta menor crecimiento de lo pronosticado

México proyecta menor crecimiento de lo pronosticado

México proyecta menor crecimiento de lo pronosticado

MÉXICO. El Banco de México recortó ayer su pronóstico de crecimiento económico para 2015 de un rango de entre 3 y 4 % a uno del 2.5 y 3.5 %, debido a un entorno macroeconómico menos favorable al previsto en su informe anterior.

Al presentar el reporte del cuarto trimestre de 2014, el gobernador del banco central, Agustín Carstens, atribuyó el ajuste a la caída de los precios del crudo, la volatilidad de los mercados financieros internacionales y a un consumo que "no muestra señales claras" de recuperación.

El instituto emisor también recortó sus expectativas de aumento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2016 de un intervalo de 3.2 a 4.2 % a uno de 2.9 a 3.9 %.

Entre los riesgos para el escenario de crecimiento, Carstens señaló un aumento del PIB mundial menor al previsto y una mayor volatilidad e incertidumbre en los mercados financieros internacionales.

También mencionó un descenso adicional en los precios del crudo y de los niveles de producción (actualmente en torno a los 2.35 millones de barriles diarios) y que el "deterioro social de los últimos meses afecte de manera importante las decisiones de gasto de los agentes económicos del país".

Sobre este último punto, el titular del Banco Central reconoció que diferentes encuestas reportan que los conflictos sociales han afectado tanto la actividad económica, como las expectativas hacia adelante.

"Lo vemos de manera muy gráfica, en lo que reportan los comerciantes y hoteleros en Acapulco y la baja del turismo en zonas como Oaxaca", comentó.

Sobre la inflación, el gobernador indicó que esperan que para 2015 y 2016, continúe en niveles cercanos al 3 %. El objetivo es no solo lograr que "esa convergencia se dé plenamente, sino que se consolide" en un entorno cambiante, apuntó.

En ese sentido, destacó que el banco vigilará la postura monetaria relativa entre México y EE. UU., el desempeño del tipo de cambio y su posible efecto sobre la inflación y la evolución del grado de holgura en la economía.

En relación al recorte de 8,572 millones de dólares en el gasto público anunciado el 30 de enero pasado, por la caída del precio de la mezcla mexicana de crudo hasta los 49 dólares, después de haber superado los 100 dólares el barril, dijo que "ha sido bastante conservador".

Sin embargo, Carstens confió en que México mantenga la estabilidad financiera y logre una adecuada implementación de las reformas estructurales, a fin de que se conviertan en fuentes de adicionales de crecimiento económico. Ello permitirá a México distinguirse del resto de los países emergentes en "un entorno externo muy complicado", dijo el titular del instituto emisor, quien también resaltó la necesidad de "reforzar la credibilidad y la confianza" en el Gobierno. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación