Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

México debe producir más de energía limpia

Expertos del Instituto Tecnológico, MIT, recomendaron elevar en 20 % generación de energía limpia para 2055.

Con energía limpia se evitan efectos drásticos de aumento de temperatura asociados al cambio climático. Foto EDH / Archivo

Con energía limpia se evitan efectos drásticos de aumento de temperatura asociados al cambio climático. Foto EDH / Archivo

Con energía limpia se evitan efectos drásticos de aumento de temperatura asociados al cambio climático. Foto EDH / Archivo

MÉXICO. En los próximos 40 años México deberá aumentar en 20 % la generación de energía de fuentes limpias para evitar efectos drásticos de aumento de temperatura asociados al cambio climático, advirtió el investigador estadounidense del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Tonio Buonassisi.

El académico del MIT dictó una conferencia en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en Ciudad de México.

El titular del Laboratorio de Investigación en Energía Solar Fotovoltaica del MIT indicó que uno de los mayores retos que enfrenta su laboratorio es fabricar fotoceldas que superen la eficiencia de las que existen en el mercado.

Buonassisi refirió que en su laboratorio actualmente prueban el diseño de prototipos de celdas solares que combinan dos capas de materiales: en la superior, un híbrido orgánico-inorgánico formado por metil-amoniaco y yoduro de plomo, en la inferior cristales de silicio convencionales.

Con esta clase de prototipos en serie podrían alcanzarse niveles de eficiencia de hasta el 70 % en la transformación de luz en electricidad, aunque por ahora su meta es llegar al menos al 30 %, expuso el doctor en ciencia y tecnología aplicada por la Universidad de California-Berkeley (EE. UU.).

Otra línea de investigación, aún más avanzada a decir de Buonassisi, busca integrar a la celda solar la capacidad para almacenar energía. Esto se prueba con dispositivos sumergidos en agua con los cuales es posible "partir" la molécula en sus elementos constituyentes: hidrógeno y oxígeno. Esta reacción química requiere un pequeño monto de energía que es extraído de la propia celda. El hidrógeno y el oxígeno obtenidos pueden almacenarse por separado y después combinarse nuevamente cuando sea necesario para generar electricidad.

Otro gran reto que enfrentan es encontrar materiales adecuados para fabricar celdas, mencionaron. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación