Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

McDonald's cierra 12 tiendas en Rusia por crisis de Ucrania

La clausura se cree es un contraataque por restricciones de financiamiento a Rusia por parte de EE. UU. y Europa

Con esto, el restaurante pierde una de sus sucursales con mayor movimiento en el mundo. Foto EDH/ archivo

Con esto, el restaurante pierde una de sus sucursales con mayor movimiento en el mundo. Foto EDH/ archivo

Con esto, el restaurante pierde una de sus sucursales con mayor movimiento en el mundo. Foto EDH/ archivo

El gigante de comida rápida McDonald's anunció, hace un mes, el cierre de 12 restaurantes de la compañía en Moscú, Stavropol, Sochi, Krasnodar y Ekaterimburgo debido a las exigencias de la agencia rusa del consumidor.

De acuerdo con el comunicado de McDonald's, la empresa expresó que "estamos estudiando detenidamente el contenido de los documentos de la agencia para determinar lo que debe ser hecho para reabrir los restaurantes lo antes posible".

Debido a supuestas violaciones de la legislación sanitaria se ordenó el cierre temporal de estos restaurantes; sin embargo, cuatro de ellos (tres en Moscú y uno en Ekaterimburgo) se pidió que se mantuvieran sin operar por un período más prolongado de tiempo.

El tema generó controversia debido a las acusaciones severas generadas por las autoridades rusas, pero este fue un contraataque ruso debido a que Estados Unidos y la Unión Europea prohibieron que los mayores bancos controlados por el estado ruso, empresas petroleras y contratistas de defensa obtengan financiamiento occidental.

La medida se produce en medio de las tensiones entre Rusia y EE. UU. por la crisis de Ucrania, que comenzó con la anexión rusa de la península de Crimea en marzo, y en cuyo país, fuerzas gubernamentales y rebeldes prorrusos llevan meses de enfrentamiento militar.

A raíz del bloqueo por parte de la Unión Europea y su contraparte norteamericano, que ocurrió en julio de este año, Rusia prohibió la importación de alimentos de la Unión Europea, Estados Unidos, Noruega, Canadá y Australia; y amenazó con ampliar la prohibición a importaciones de vehículos, textiles y productos ligeros manufacturados.

Sin embargo, la mayor víctima de este ataque fue la cadena norteamericana de McDonald's, el cual recibió su golpe a través de reguladores sanitarios del estado ruso. Entre los restaurantes clausurados se encuentra la sucursal de la Plaza Pushkin de Moscú, la cual presenta uno de los mayores movimientos en el mundo para McDonald's.

Aunque esto sólo ha afectado a una porción mínima de las sucursales del país, demuestra la capacidad del Estado por interferir en negocios occidentales. En Rusia hay 440 establecimientos de McDonald's, de estos una docena fue clausurada y 100 más inspeccionados. —Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación