Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MAURIZIO BEZZECCHERI "Si no se llegaba a un acuerdo esto iba a tomar más años"

Entrevista. El presidente de Enel en el país se va satisfecho del acuerdo

Haber insistido tanto durante ocho años consecutivos y luego vender sus acciones e irse del país podría considerarse para muchos como una derrota empresarial. Pero para el representante de esta compañía en El Salvador y América Latina, ha sido una ganancia, no para ellos, sino para el país, que por fin tiene abierta la puerta para que las inversiones en geotermia se den.

¿Por qué deciden irse a pesar de haber insistido en tantas instancias judiciales ?

Por nuestra parte nunca hubo un litigio. El recurso en la Corte de París fue simplemente la herramienta técnica que los socios habíamos previsto en el acuerdo para solucionar diferendos. En este caso surgió un diferendo y siendo que nosotros dos (Enel y Gobierno) no nos pusimos de acuerdo, dijimos que íbamos a a seguir este camino. Era un aspecto técnico. Pero nos dábamos cuenta que este proceso estaba retrasando las inversiones geotérmicas en el país.

¿Y se van satisfechos con el acuerdo? Quedan como amigos, así como lo mencionó el presidente de CEL?

La mayor satisfacción era que acaba una época que había durado ocho años y que estaba bloqueando el desarrollo de la geotermia. Nos hemos quedado satisfechos con el acuerdo.

Nosotros no somos un socio financiero y si estamos en esa sociedad, queremos gestionarla porque así podemos aportar nuestros conocimientos técnicos y nuestro conocimiento gestional. INE-CEL no tenían la misma opinión. Pero se estudiaron otras opciones para que ambas partes pudieramos tener bienestar para los dos y era esta venta de las acciones.

¿Y qué hubiera pasado si el caso seguía en el CIADI?

No llegar al acuerdo de la venta esto significaba más años de posibles actividades judiciales. La diferencia hubiera sido radical respecto a esta. De este bloqueo (a las inversiones) habría sufrido mucho El Salvador y los salvadoreños.

¿Qué otras soluciones se plantearon en la discusión?

Una era la posibilidad de llevar nosotros el control, las gestiones de la sociedad, así como estaba planteado desde el principio. Otra era la posibilidad de un tercer socio y, el tercero, quedaba a la venta nuestras acciones.

¿En algún momento se dijo que el Gobierno pudo haber presionado a ENEL para vender las acciones. Se sintió presionada la empresa?

De hecho no es tanto un tema del Gobierno. El tema objetivo es que existía prácticamente una parálisis y esto para nosotros era una presión.

Nuestro negocio es desarrollar, vender energía y esto no se podía hacer en este momento.

¿Que proyectos tendrán a futuro?

En los próximos cinco años, al menos, Enel Green Power invertirá $4,000 millones en Latinoamérica. Seguiremos invirtiendo porque lo consideramos uno de los lugares de gran oportunidad.

¿Invertirían más adelante en El Salvador?

Vamos a crecer donde podamos hacerlo. Si no existen las condiciones, a pesar de luchar por la legalidad, preferimos tomar este tipo de soluciones. Posibilidad de crecimiento hay mucha en el mundo y no queremos un bloqueo de país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación