Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maseca compró a productores $366 mil en maíz blanco

Los agricultores optan por vender su producción por medio de centros de acopio

El MAG estima que la oferta comercial de maíz blanco, a través de los 12 centros de acopio que hay en el país son alrededor de 260 mil quintales por cada ciclo agrícola. foto edh / archivo

El MAG estima que la oferta comercial de maíz blanco, a través de los 12 centros de acopio que hay en el país son alrededor de 260 mil...

El MAG estima que la oferta comercial de maíz blanco, a través de los 12 centros de acopio que hay en el país son alrededor de 260 mil quintales por cada ciclo agrícola. foto edh / archivo

Un total de 24 mil quintales de maíz blanco comprará la empresa agroindustrial Maseca a ocho Centros de acopio y Servicios (CAS) por un monto que asciende a $366,120.

Los detalles de la compra quedaron plasmados en un convenio que fue firmado ayer por ambas partes.

En la actualidad, los CAS aglutinan a unos 5,000 productores del país, y tienen entre otras tareas trasladar más beneficios a los productores y dar un mayor valor agregado a la producción.

En este primer contrato –de la presente cosecha–, los agricultores vendieron el quintal de maíz a los centros de acopio a 13 dólares, pero estos lo lograron colocar a 16.25 dólares. El convenio firmado ayer es el primero de un total de ocho que se celebrarán entre industriales y los CAS.

Karla Trujillo, representante legal del CAS de Garucho de R.L. de Ahuachapán, explicó que esto se debe a que tienen que compensar los costos de almacenamiento, maquilado y transporte.

El acopio de Garucho fue firmante del primer convenio con Maseca por una cantidad de 5,000 quintales.

Edwin Aguilar, gerente general de la Asociación Agropecuaria El Éxito, de Santa Clara –un municipio que es un alto productor de granos básicos– sostiene que en la actualidad la caída de los precios del maíz han afectado a los productores porque se les ha dificultado cubrir los costos de producción.

El año pasado, el convenio alcanzó los 30 mil quintales, y el precio quedó pactado a 20 dólares más IVA el quintal. Este año la oferta se redujo y el precio también. "Bajó el nivel demandado por la industria, al igual que el precio. Ha sido un tanto preocupante para nosotros, a pesar de que hubo una buena producción", afirmó.

Sin embargo, reconocen que los CAS han traído algunos beneficios, entre éstos evitar a los intermediarios o acaparadores.

Para Axel Villanueva, gerente general de Maseca El Salvador este tipo de convenios propicia el acercamiento entre productores e industriales, lo cual permite que las utilidades vayan directamente a los productores y no a intermediarios.

Villanueva detalló que Maseca, que lleva 19 años de operar en El Salvador, posee una planta con una capacidad de producción de 4,000 toneladas, en donde trabajan 124 personas. Maseca realiza inversiones anuales en tecnología, maquinaria y equipamiento, pero no detalló el monto.

Para el próximo año la empresa proyecta continuar con el proceso de "harinización" en el país, y seguir acompañando este tipo de iniciativas, en donde el encadenamiento productivo se convierte en factor clave.

Hugo Flores, viceministro de Agricultura y Ganadería, afirmó que este año ha sido muy bueno para el sector, que registra un PIB del 2.6 %.

Los centros de acopio fueron creados en el marco del programa de encadenamientos productivos del Plan de Agricultura Familiar (PAF), que impulsa a el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

En opinión de Flores, el Plan de Agricultura Familiar ha contribuido a que el déficit de la balanza comercial del país se reduzca, es decir, que se realicen menos importaciones, lo cual se traduce en un mayor dinamismo en la producción nacional.

Por ejemplo, en 2009 el país importó 3.5 millones quintales de maíz y 700 mil quintales de frijol , pero este año solo se importó 400 mil quintales y 200 mil quintales, respectivamente.

Lo anterior ha incidido en menores precios por la disponibilidad de granos básicos.

Para este año la producción nacional seguirá con una tendencia al alza, pues el MAG estima que la cosecha de granos básicos totalizará unos 30 millones quintales, de los cuales 22.5 millones quintales serán de maíz y 2.5 millones de frijol .

"Son cifras importantes porque garantizan la disponibilidad de alimentos, y para los productores también es beneficioso", afirmó Flores.

Finalmente anunció que en las próximos semanas se firmarán nuevos contratos con otras empresas, de manera que para 2014 estará consolidado este alternativa comercial, que busca garantizar mejores precios de venta.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación