Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Más que recibir paquetes deberían ser capacitados"

Eugenio Gras es fundador de Máshumus, una alianza de profesionales que decodifican, simplifican y difunden tecnología que contribuya a la rápida regeneración de tierras para incrementar su fertilidad y el cultivo de alimentos sanos.

Eugenio Gras es fundador de Máshumus, una alianza de profesionales que decodifican, simplifican y difunden tecnología que contribuya a la rápida regeneración de tierras para incrementar su fertilidad...

Eugenio Gras es fundador de Máshumus, una alianza de profesionales que decodifican, simplifican y difunden tecnología que contribuya a la rápida regeneración de tierras para incrementar su fertilidad y el cultivo de alimentos sanos.

"Quien hace agricultura es quien cuida la tierra" y "No somos dueños del suelo, sino meros guardianes de nuestra tierra" son los lemas bajo los cuales el permacultor mexicano (certificado en 1995 por el Permaculture Institute de Australia) Eugenio Gras ofreció ayer una conferencia en el marco del Foro Agricultura Regenerativa: Opción Productiva Frente al Cambio Climático, organizado por la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde).

El experto ingeniero enfatizó en que el suelo es el capital más grande del planeta y que hay que cambiar la idea de que hay que sostenerlo o conservarlo, sino más bien hay que regenerarlo. Y como primera medida urgente destacó: "Hay que dejar de envenenarlo".

Con lo anterior, el también diseñador de proyectos hidrológicos para la agricultura señaló que para regenerar las tierras urge comenzar a dejar de utilizar agroquímicos.

"Más que estar recibiendo paquetes, lo que deberían recibir es capacitación; lo mejor es saber cómo hacer bien las cosas", expresó.

Según advirtió, la única forma de lograr que las tierras sean más productivas y producir sea menos costoso es sacara a los productores-agricultores de la ignorancia: "Lo que tiene que entender el productor es que hoy, para salir adelante en la agricultura, tiene que ser agricultor, transformador y comercializador".

Gras explicó que lo primero que tienen que entender es cómo funciona el agua, diseñar eficientes sistemas hidrológicos, como el aprovechamiento de aguas lluvias, y cuando lo hayan entendido no van a perder su suelo y luego se puede hablar de microbiología e insumos orgánicos.

Acabar con esa ignorancia también implica que aprendan a elaborar sus propios insumos, que están al alcance de sus terrenos.

"Primero hay que entender que el suelo es un ser vivo; entonces, la primera tecnología que está disponible es toda la reproducción de los microorganismos benéficos (hongos y bacterias), como por ejemplo la composta ( o abono orgánico, que se obtiene de la transformación de materia orgánica, que son residuos que fueron parte de seres vivos como animales o plantas)". El compostaje, ya utilizado en el país, entre otras cosas controla la erosión y recupera los suelos.

Instó además a los productores a acercarse al Movimiento de Agricultura Orgánica de El Salvador (Maoes) el cual lleva años trabajando en el tema de agricultura de regeneración.

El director de Desarrollo Territorial de Funde, Ismael Merlos, anotó que la conferencia forma parte de un seminario organizado por la Fundación, que durará toda la semana a la que están asistiendo unos 50 productores "con el objetivo principal de analizar las perspectivas de la agricultura frente al cambio climático".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación