Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Más de mil millones en pobreza extrema

Según organismos multilaterales, la falta de acción contra la pobreza pueden dar lugar a inestabilidad social. Foto EDH / archivo

Según organismos multilaterales, la falta de acción contra la pobreza pueden dar lugar a inestabilidad social. Foto EDH / archivo

Según organismos multilaterales, la falta de acción contra la pobreza pueden dar lugar a inestabilidad social. Foto EDH / archivo

WASHINGTON. La población mundial que vive en la extrema pobreza, con menos de 1.25 dólares al día, se situó en 2011 en más de 1,000 millones, ligeramente por debajo de los 1,200 que lo había en 2008, informó ayer el Banco Mundial (BM).

Se trata del 14 % de la población mundial, en comparación con el 19 % que representaban en 2008, de acuerdo con el organismo internacional.

"Si es chocante tener un umbral de la pobreza extrema tan bajo como los 1.25 dólares al día, más chocante es que una séptima parte de la población global lo haga por debajo de esta línea", afirmó Kaushik Basu, vicepresidente senior y economista jefe del organismo internacional, en un evento en el marco de la reunión anual del BM y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Sudeste Asiático y el África Subsahariana son las principales regiones que acogen a los más pobres, con 817 millones de los más de 1,000 millones de todo el mundo.

El organismo ha planteado como objetivo eliminar la pobreza extrema global para 2030, aunque las últimas proyecciones indican que para entonces la cifra será de 410 millones de personas.

Precisamente, el presidente del BM, Jim Yong Kim, remarcó los progresos realizados en la reducción de la pobreza extrema, que ha bajado en dos tercios en los últimos 25 años, pero lamentó que la desigualdad "persiste obstinadamente" en todo el mundo.

De acuerdo con el informe, el 10 % de la población más rica del planeta gana ahora 9.5 veces más que el 10 % más pobre, frente a las siete veces que este indicador suponía un cuarto de siglo atrás.

Desde las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) se aplauden las declaraciones del presidente Kim, pero han insistido en que tanto el BM como el FMI tomen acciones concretas. "El BM y el FMI deben dar la espalda a las políticas que aumentaron la desigualdad, como la privatización y la austeridad, en su lugar ayudar a los países a invertir en fortalecer sistemas de salud, educación, agricultura y de fiscalidad progresiva", replicó Nicholas Mombrial, director de la oficina de Oxfam en Washington.

Recientemente, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) dijo que 200 millones de habitantes de Latinoamérica y el Caribe están en riesgo de caer en la pobreza, luego de un período de disminución de este problema. —AGENCIAS/EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación