Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Padre del socialismo del siglo 21:

Maduro trata de evitar el colapso con plan capitalista

Heinz Dieterich plantea que el chavismo se erosiona de manera acelerada y que ante la crisis, el presidente entrega el país al capital Exasesor de Chávez critica a Giordani por no alertar al pueblo antes

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, criticó a sus detractores y los tilda de "izquierdistas trasnochados". foto edh / Reuters

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, criticó a sus detractores y los tilda de "izquierdistas trasnochados". foto edh / Reuters

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, criticó a sus detractores y los tilda de \"izquierdistas trasnochados\". foto edh / Reuters

Heinz Dieterich Steffan, exasesor del fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y padre del Socialismo del siglo XXI, afirma que el actual gobierno venezolano, dirigido por Nicolás Maduro, ha perdido el control de la economía y ante ello su plan de rescate es entregar el país "a escondidas" al capital.

"Lo importante aquí es que la Troika (así se refiere al actual poder gobernante en Venezuela) ha perdido el control de la economía y que lo está entregando a escondidas al capitalismo global", indica Dieterich en su artículo "La caída de Giordani y el futuro de Venezuela", publicado el martes en el sitio Aporrea.org.

En su escrito plantea que el gobierno de Maduro no tiene más opción que dejar en manos del capital nacional y de los organismos financieros internacionales la salida a la crisis que vive Venezuela.

"Ante la crisis estructural, Miraflores busca evitar el colapso del sistema económico y político bolivariano, mediante un plan de rescate. Es decir, mediante una reestructuración capitalista", apunta el analista político alemán.

Dieterich afirma que con la muerte de Chávez y la instalación de un gobierno disfuncional, "la erosión del modelo chavista se aceleró exponencialmente".

Señala que la crisis en Venezuela es una estanflación: alta inflación y cero crecimiento, en la que han influido dos aspectos: "la incompetente gestión económica del equipo gubernamental", y que "nunca ha habido socialismo de ningún tipo en el sistema".

Por ello, el también sociólogo alemán sostiene que la superación de la crisis económica venezolana es una tarea clásica de los intelectuales colectivos e individuales del capital que se dedican a tales misiones, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), la banca de inversión privada, entre otros.

Pero el exasesor de Chávez afirma que el gobierno de Maduro "pretende esconder el hecho, ya en curso, que el plan de rescate de la economía está en manos del gran capital nacional (Fedecámaras --cúpula empresarial--) y, sobre todo, del capital financiero global".

Aunque Dieterich añade que los chavistas no quieren acudir directamente a Christine Lagarde, directora del FMI, a quien él llama en su artículo "la Grande Dame del capitalismo financiero global".

Según el padre del Socialismo del siglo XXI, no lo quieren hacer porque "sería demasiado humillante y desestabilizador que los abanderados del socialismo bolivariano y latinoamericano pidieran ayuda a la institución que su fundador pretendía destruir como símbolo por excelencia de la tiranía capitalista mundial".

Por otro lado, Dieterich también criticó, en su artículo, al destituido ministro de finanzas, Jorge Giordani, quien también fue el encargado de las políticas económicas en la gestión de Chávez, por no haber alertado antes, en público, que el "Titanic bolivariano" se hundía.

Reprocha que "con toda la información a su disposición" no alertó al pueblo de la corrupción y la ineptitud en el chavismo, como era su deber como revolucionario.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación