Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Lucha contra cambio climático tardaría 100 años en países pobres

El indicador que mide la preparación de los países para enfrentar los desafíos del cambio climático fue presentado en Washington con los datos de 2013

El Instituto de Adaptación Global para el Cambio Climático, con sede en Washington, presentó un informe sobre su trabajo. Foto EDH / Tomás Guevara

El Instituto de Adaptación Global para el Cambio Climático, con sede en Washington, presentó un informe sobre su trabajo. Foto EDH / Tomás Guevara

El Instituto de Adaptación Global para el Cambio Climático, con sede en Washington, presentó un informe sobre su trabajo. Foto EDH / Tomás Guevara

El Instituto de Adaptación Global (GAIN, siglas en inglés) y la Universidad de Notre Dame, presentaron los resultados del Indicador que mide la preparación de los países para hacer frente a los efectos del cambio climático. El centro de análisis con sede en Washington y la reconocida institución académica de Indiana, expusieron los datos en la reunión anual del instituto creado en 2010 a iniciativa del economista salvadoreño Juan José Daboub.

El análisis presentado en el Centro Woodrow Wilson en la capital estadounidense indica que los países que están rezagados en el nivel de preparación para hacer frente al cambio climático podrían tardar hasta 100 años para alcanzar a aquellos que están en la primera línea o que son naciones desarrolladas.

El economista Daboub, fundador del GAIN, asegura que esa es la lectura principal del ejercicio de este año, pero que también deja ver que los países pueden revertir ese indicador negativo y bajar proporcionalmente esa abultada cifra si comienzan a trabajar de inmediato.

"El indicador nos dice que cuando se toman o implementan ciertas políticas públicas en temas de energía, en temas de agua, de salud, se puede revertir esa tendencia y que pudiera tomar 100 años se puede revertir a 80, en un año, o a 50 en dos o tres años" comenta.

La herramienta desarrollada para orientar a estrategas y e inversionistas es alimentada con informaciones actualizadas de organismos multilaterales como el Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, la Organización de las Naciones Unidas, entre otras; además, de datos propios de los 176 países en estudio.

El Salvador aparece ubicado en la posición 84 del ranking, en un rango medio en comparación al resto de países del continente. La matriz para ver la posición de los países está divida en cuatro grupos, los que según colores indican el mayor o menor nivel de vulnerabilidad ante desastres y la capacidad de respuesta de cada país.

El color rojo es la posición menos favorecida y el color azul, la óptima, el amarillo y verde delinean a las naciones que están haciendo esfuerzos por mejorar sus condiciones, el mapa interactivo también expone el historial de cada nación en 50 variables para ver su comportamiento en los últimos 15 años.

Desafíos actuales

En la reciente jornada realizada en Washington, diferentes paneles formados por especialistas invitados a la reunión anual del GAIN en unión con Notre Dame, con el objetivo de difundir los datos del indicador para este año, los expertos dieron sus perspectivas ante el cambio climático y la importancia de contar con un instrumento de medición de riesgos y que puede ayudar de manera jerarquizada ver las necesidades y desafíos de las naciones por separado.

La profesora Jessica Hellmann, experta en asuntos climáticos y quien dirige el programa ND-GAIN Index, aseguró durante su ponencia junto a otro científico del recinto académico de Notre Dame, que la preparación en virtud de los magnitud de los fenómenos naturales de los que somos testigos en los últimos años es una necesidad urgente en especial para encontrar soluciones y agilizar mecanismos que lleven a minimizar el impacto de desastres en las poblaciones más vulnerables.

"La adaptación es uno de los grandes desafíos de nuestro tiempo. Pero al combinar los recursos intelectuales del Instituto de Adaptación Global con la capacidad de investigación y liderazgo de Notre Dame en esta materia, podemos ayudar a los tomadores de decisiones a prepararse para los retos del futuro", expuso.

Para el director ejecutivo del GAIN, Juan José Daboub, la alianza firmada en abril de 2013 con el centro académico, justo dos años y medio después de haber creado el instituto, ha dado un dinamismo para la generación y procesamiento de la información pormenorizada que mide el indicador.

"Es un gran logro que una de las mejores universidades de los Estados Unidos, de hecho la número 1 en negocios, en los últimos cinco años en carreras de pregrado, es el hogar del indicador y es donde se comienza a enriquecer esta herramienta que mide la situación de los países, estados, ciudades y eventualmente a nivel local", agregó Daboub.

Por su parte, el académico Nitesh Chawla, profesor de Notre Dame enrolado en el programa con el instituto, sostiene que esta universidad especializada en la formación de profesionales para el mundo de los negocios, tiene amplia experiencia en el procesamiento de grandes bancos de información.

"Esto (Index) tiene que ver con datos y la traducción de grandes volúmenes de información para proponer soluciones reales que tienen un impacto social y global… Y Notre Dame tiene una larga y exitosa trayectoria de traducir grandes volúmenes de datos para el sector privado y los organismos gubernamentales con miras al bien común; hacia ahí veo el proyecto Notre Dame GAIN", puntualizó.

Para la creación de ese instituto, el economista Juan José Daboub estableció alianzas con prominentes empresarios de Estados Unidos y de Europa, además de figuras políticas como el expresidente español José María Aznar, entre otros.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación