Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Los trabajadores están perdiendo dinero"

El diputado pone de nuevo la alerta sobre el tema de los fondos de pensiones. El Gobierno está contrayendo más deuda "para pagar deuda vieja", dice

"Los trabajadores están perdiendo dinero"

"Los trabajadores están perdiendo dinero"

\"Los trabajadores están perdiendo dinero\"

Preocupado por los jóvenes que hoy trabajan arduamente pero que no saben de su futuro cuando tengan que jubilarse, el diputado de ARENA, Edwin Zamora, quiere colocar en la mesa de discusión un tema que atañe a todos los trabajadores salvadoreños activos, pero que nadie comprende aún su dimensión.

Como legislador, dice estar comprometido con promover reformas a las leyes que le garanticen a los salvadoreños trabajadores una pensión digna, con la que puedan tener una vida tranquila cuando ya no puedan trabajar.

¿Diputado, qué es lo que más le preocupa en el tema de pensiones, en estos momentos?

El problema que tenemos ahorita es que el Estado no tiene para pagar la deuda de antes y el dinero que recauda en impuestos y otras formas no alcanza porque el nivel de gasto del estado no tiene eso contemplado.

Eso es como el presupuesto de su casa en la que, por ejemplo, usted sabe que su hijo, dentro de cinco años va a ir a la universidad, pero llegados los cinco años, usted no se preparó y no ahorró ese dinero para mandarlo a la universidad. Ahora están diciendo que el problema es que el hijo quiere ir a la universidad y no el hecho de que usted no ahorró.

Y además, quiere que los hijos que ahorita están en kinder paguen la factura de su hijo más grande que ya está en la universidad. Es decirles: pónganse a trabajar porque el muchacho va a estudiar y endéudense ustedes aunque lo más probable sea que ustedes no vayan a ir a la universidad.

La gente que comenzó a trabajar en los 70 ya se está jubilando y entonces el Gobierno tiene que pagar la factura y él hace parecer como que quienes tienen que pagarlo son los que están ahorrando ahora, cuando esa fue una deuda que él ya tenía, una deuda vieja.

Ese es un problema: que el Gobierno no ha venido apartando dinero para pagar esa deuda que tiene.

Al enfrentarse a eso, en 2006 el Gobierno fue a la Asamblea a pedir que se la autorizaran préstamos para pagar esa deuda, pero el FMLN no le quiso autorizar préstamos y no logró conseguir el dinero vía préstamos y por eso crearon la figura del Fideicomiso y eso les permitió pagar la deuda que ya comenzaba a aparecer. Pero esa es deuda que el gobierno está adquiriendo para pagar deuda vieja.

Sí, y entiendo que ese mecanismo ha acarreado otro problema a quienes están ahorrando actualmente.

El otro problema que el otro mecanismo causó es que la gente que está ahorrando en el nuevo modelo, que tiene su dinero guardado, al prestar al gobierno bajo ese Fideicomiso, al principio les benefició porque se pagaba una tasa Libor, que daba un retorno del 5 % que quizá no era ideal, pero sí era razonable.

Después de la crisis de 2008 cayó la tasa Libor a menos del 1 % y entonces hoy por hoy lo que están recibiendo los ahorrantes por la parte que toma el estado es el 1.07 %.

Entonces, ¿qué quiere decir esto? Esto quiere decir es que se le está poniendo un impuesto al dinero de los trabajadores porque se le está obligando a ahorrar dinero para el cual se le paga un retorno inferior al retorno de mercado.

¿Significa que el dinero que prestan los trabajadores al Gobierno gana un interés muy bajo?

El Gobierno emite bonos al 6, 7 u 8 % pero a los trabajadores salvadoreños desde 2008 para acá, hay un diferencial que multiplicado por los millones del Estado, son muchos –millones– que están dejando de percibir los trabajadores. El Estado tiene 4,000 millones de dólares que solo les está pagando el 1 %. Si eso cambiara y la alternativa fuera recibir 5 %, como mínimo, eso representaría más dinero para los trabajadores. Eso significa que ahora son 160 millones al año que están dejando de recibir los trabajadores. En total son $938 millones que los trabajadores han dejado de recibir.

Los buenos sistemas de pensión garantizan una jubilación digna, pero para los otros países donde se ha hecho esto, los fondos de pensión han generado una cantidad de dinero que si el gobierno no les cae encima, es dinero se puede utilizar para el desarrollo del país: para invertir en plantas geotérmicas, puertos, aeropuertos, etc.

¿Y qué se puede hacer desde la óptica de la Asamblea Legislativa?

Aquí hay tres leyes que para mí son fundamentales: una es la Ley de los fondos de pensión, la otra es la de Asocios Público-Privados y la Ley de fondos de inversión.

En la ley de fondos de inversión, por ejemplo: ¿quienes son los dueños de los fondos de pensión? Si, nosotros los trabajadores, que con una ley como esta podríamos invertir en los fondos de inversión, que a su vez, invierten el dinero en los asocios público-privados, etc. Entonces los trabajadores seríamos los dueños de los beneficios de esos proyectos de desarrollo nacional.

Hay países en los que los trabajadores son dueños de carreteras con peajes, de aeropuertos, de plantas generadoras de electricidad. Entonces este es un beneficio de negocios para los mismos trabajadores que impulsan el desarrollo y beneficio social de los ciudadanos.

La otra ley es la de Asocios Público Privados, que se aprobó recién hace unos meses, pero que para mí se quedó corta, aunque ya es un inicio porque esa ley se articularía perfectamente con la de pensiones para articular bien su financiamiento.

Y la otra es la Ley del Sistema de pensiones, que necesita hacerle cambios para ver todas las restricciones que tienen. Y por otro lado hay que resolver el porcentaje que puede tomar ahora el Gobierno, que es de 45 % de los fondos de pensiones. Esta aún no la hemos discutido aún porque el acuerdo en la comisión financiera es ver la ley de fondos de inversión para luego ver esta.

El Gobierno asegura que quiere abordar este tema en una mesa nacional en la que participen todos los involucrados. ¿Qué le parece esa propuesta?

Podemos tener todas las mesas que quieran, pero la realidad de ahora es que los trabajadores están perdiendo dinero y eso hay que resolverlo ya, pues de lo contrario eso es un desincentivo para ahorrar ahí. Esa creo yo, debe ser la prioridad para resolver ya.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación