Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Lorenzana se retracta de echar atrás dolarización

El funcionario dijo fue un centro de estudios que habló del riesgo que enfrenta la dolarización y no él.

Lorenzana

De acuerdo a Lorenzana, la dolarización le resta al país flujo de efectivo por no contar con una política monetaria que le permita imprimir dinero. | Foto por Archivo

El secretario Técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, se desligó de las declaraciones que hizo la semana pasada sobre un colapso de la dolarización si no se hace una reforma de pensiones. El funcionario dijo ayer en una entrevista por la televisión estatal que esa es una conclusión a la que llegó el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI).

“Es un planteamiento que surge de un documento que no es nuestro sino que es el ICEFI... ellos han concluido que la dolarización está amenazada si no hay reformas en general”, dijo el funcionario.

Lorenzana también admitió que en realidad el mencionado estudio no hace referencia directa al sistema de pensiones, sino a la sostenibilidad de las finanzas públicas, las cuales ya alcanzan un endeudamiento del 60 % del Producto Interno Bruto (PIB) aproximadamente.

El funcionario dijo que el riesgo es que el alto endeudamiento y la poca capacidad de pago del Estado pueden reducir la futura aprobación de préstamos, cerrando así una importante vía de acceso de dólares a la economía.

“Esos créditos están amenazados si no se tiene suficiente capacidad de pago”, añadió.

Sin embargo, en lugar de atribuir ese problema al gasto y al constante uso de préstamos de largo plazo y Letras del Tesoro, de corto plazo, Lorenzana dijo que el pago de pensiones es “la principal ancla de las finanzas públicas”.

Pero, descartó que el Gobierno esté pensando en revertir la dolarización debido a este problema.

Durante la entrevista Lorenzana dijo que este año necesitarán $600 millones para pagar  las pensiones de los salvadoreños que forman parte del anterior sistema de reparto. Además insistió en que uno de los objetivos de la reforma de pensiones es reducir la comisión que cobran las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) por su trabajo. La iniciativa es que del 1.2 % que reciben actualmente, se baje a 0.3 %.

Lo que ya no se pagará en concepto de comisión a la AFP se puede invertir en el Gobierno para la construcción de viviendas, según adelantó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación