Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El 60 % no logra requisito de cotizar 25 años

El promedio de tiempo que un trabajador logra acumular en cotizaciones es de 11 años, un dato que preocupa de gran manera a Asafondos.

Un diagnóstico de reforma, planteado por el Gobierno anterior, busca subir la edad de jubilación y los años de cotización. Foto EDH /

Un diagnóstico de reforma, planteado por el Gobierno anterior, busca subir la edad de jubilación y los años de cotización. Foto EDH /

Un diagnóstico de reforma, planteado por el Gobierno anterior, busca subir la edad de jubilación y los años de cotización. Foto EDH /

La realidad laboral que ha experimentado El Salvador en los últimos años ya puede palparse a través de las condiciones en las que se están jubilando ahora los adultos mayores.

De acuerdo con cifras de Asafondos, el 60 % de los adultos que están tramitando su jubilación en una AFP no cumple los 25 años de cotización que exige la ley.

A través de estudios, Asafondos ha determinado que el promedio de tiempo que los trabajadores logran cotizar apenas es de 11 años, lo que refleja la situación laboral en la que han vivido.

"Seguramente han ido y venido en trabajos o tuvieron un trabajo formal y luego quedaron desempleados", expuso Novellino.

De acuerdo con la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP), una persona puede jubilarse cuando ha cumplido con la edad requerida (55 años las mujeres y 60 los hombres) y ha logrado una cotización de 25 años.

Si una persona no alcanza ese número de años, la AFP le entrega todo su dinero, ya sea en una sola entrega o por partes pero, al hacerlo, el trabajador deja de cotizar al Seguro Social y, por tanto, queda desprotegido de su salud.

Por eso, Novellino asegura que se ha propuesto a las autoridades que se analice este dato y se hagan reformas para flexibilizar los años de cotización. Entre las alternativas está hacer un sistema escalonado, que divida, por ejemplo, a los trabajadores que solo han cotizado 15 años y les dé opciones de recibir una pensión mínima, pero que sigan recibiendo los beneficios del sistema de salud.

El Gobierno, por su parte, parece ir en sentido contrario. Un diagnóstico solicitado por las autoridades de gobierno concluye que una de las alternativas de reforma del sistema podría ser aumentar los años de cotización y también los años de jubilación, una medida que está más enfocada en resolver el tema fiscal que en mejorar la calidad de vida de las personas.

El Gobierno también ha planteado regresar al sistema de reparto (sistema público), en donde el Estado es el responsable de pagar la pensión.

De acuerdo con el líder sindical y presidente del Comité de Trabajadores en defensa de los fondos de pensiones, Ricardo Soriano, regresar al este sistema "es una aventura" pues no da garantías de que el Estado vaya a pagar las pensiones de los jubilados, cuando ni siquiera puede pagarle a a los proveedores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación