Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ley inclusión financiera aumentará transferencias de dinero por celulares

Además, la normativa logrará que más personas se incluyan en el sistema financiero

Esta ley permitiría que más personas gocen de la inclusión financiera. foto edh / Archivo Tigo Money se ha reconocido como el prestador de servicio de inclusión financiera más popular en el país. foto edh / Archivo

Esta ley permitiría que más personas gocen de la inclusión financiera. foto edh / Archivo

Esta ley permitiría que más personas gocen de la inclusión financiera. foto edh / Archivo

La Ley de Inclusión Financiera, aprobada el jueves por la Asamblea Legislativa con 74 votos de todas las fracciones, permitirá mayor acceso a personas de escasos recursos a poder gozar de servicios financieros. Esta ley también logrará que mejore el mercado de servicios financieros móviles, que incluye transferencias de dinero a través de celulares.

Javier Urdampilleta, Vicepresidente de Servicios Móviles Financieros de Tigo, expresó que “la ley aprobada es de avanzada, es una ley que ha tomado lo mejor de las experiencias normativas a nivel latinoamericano y generará desarrollo e innovación para el país, competencia en el mercado de servicios financieros móviles y grandes beneficios para los salvadoreños”.

Esta Ley había permanecido por varios meses en la Comisión Financiera de la Asamblea Legislativa sin mayor revisión, motivo por el cual la empresa de telefonía e instituciones bancarias habían presionado para su aprobación.

En pasadas ocasiones, expertos han destacado la necesidad de una normativa de este tipo, ya que permite que más personas pertenezcan al sistema financiero, logrando así mayor crecimiento económico para el país.

En febrero pasado, se realizó el Foro Global de Servicios Financieros Móviles, en donde especialistas en el tema discutieron los motivos por los que la inclusión financiera es fundamental para una nación. Aquí participaron miembros de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) del Banco Mundial.

En el marco del Foro, Lesley Denyes, especialista en servicios financieros móviles para el IFC, postuló que una norma reguladora en El Salvador permitiría más servicios financieros para la población. Esto también llevaría a que más empresas entren al mercado con más opciones de servicios para los usuarios.

Urdampilleta indicó que la ley “ayudará a los salvadoreños más necesitados, a los no bancarizados, a los que forman parte de la base de la pirámide social, que representan el 65% de la población, que ahora podrán contar con servicios financieros móviles regulados que les facilitará realizar transacciones diversas ahorrando tiempo, dinero y desde la comodidad de su hogar”.

Por su parte, Armando Arias, presidente de la Asociación Bancaria Salvadoreña (Abansa), afirmó que “estamos optimistas con esta aprobación de la ley, pero consideramos que tiene que haber algunas garantías para que esto funcione y opere bien”.

Arias ejemplificó que habrá que tener cuidado con “las cuentas que tienen que ser abiertas en relación con el lavado de dinero. Nosotros tenemos, como bancos, una cantidad de restricciones en relación a los movimientos de dinero. Estas leyes, con el dinero electrónico, si no son bien redactadas o bien aplicadas se pueden prestar a ser un mecanismo de lavado de dinero”.

Representantes de Abansa esperan que la Ley disponga de los controles necesarios y suficientes para que no sea solamente un mecanismo de inclusión financiera, sino un mecanismo contra el lavado de dinero. El tema de la seguridad ha sido uno de los principales motivos por los que se ha presionado para que dicha normativa entre en vigencia, puesto que se necesita que se regulen muchos servicios financieros para evitar el uso de estos en ilícitos.

“Hemos hecho ya propuestas concretas en el tema de seguridad y hemos notado apertura, receptividad de parte del BCR. Lo que tratamos nosotros es que las extorsiones no se manejen a través del sistema financiero”, agregó.

Urdampilleta recalcó que “estamos seguros que con la nueva ley se va a generar un impacto económico de nación promoviendo oportunidades de negocios para las Mipymes (Micro, pequeñas y medianas empresas), eliminar la pobreza, mejor bienestar para el consumidor final porque definitivamente se van a abaratar los costos de transacción para las personas.

Muchas de las personas de escaso recursos tendrán acceso a servicios financieros a las personas que históricamente han estado excluidos al sistema”.
Para el representante de Tigo, la seguridad jurídica que brinda el proyecto de ley motiva a la empresa a continuar “invirtiendo, innovando y creciendo como lo hemos hecho hasta hoy”. Hasta la fecha son casi un millón de usuarios que existen en el país usando Tigo Money y más de 2,500 agentes autorizados en casi todo El Salvador.

“Seguiremos generando desarrollo en estos puntos de atención y trabajaremos por seguir siendo los líderes en servicios móviles financieros en el país”, añadió.

La importancia de la ley
En el primer artículo del proyecto de Ley de Inclusión Financiera se estipula que “tiene por objeto propiciar la inclusión financiera, fomentar la competencia en el sistema financiero, así como reducir costos para los usuarios y clientes del referido sistema”.

La normativa regulará los requisitos de constitución, autorización, operación, capital, garantías de las Sociedades Proveedoras de dinero electrónico; requisitos que deben cumplir los Bancos, Bancos Cooperativos y Sociedades de ahorro y crédito para proveer dinero electrónico y las consecuencias legales de incumplirlos; dinero electrónico, su generación su utilización y las entidades que lo podrían proveer. También regulará la contratación de depósitos de ahorro, para fomentar la bancarización en el país entre las personas de más bajos ingresos o de domicilio distante a bancos; y el control de la cantidad de dinero electrónico que administre la plataforma electrónica.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación