Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Legisladores de EE. UU. avanzan en acuerdos de TLC

EE. UU. necesita una ley para cerrar los Tratados de Libre Comercio. Los legisladores avanzan en la materia

Los TLC reducen el costo de productos que ingresan a Estados Unidos. Foto edh /archivo

Los TLC reducen el costo de productos que ingresan a Estados Unidos. Foto edh /archivo

Los TLC reducen el costo de productos que ingresan a Estados Unidos. Foto edh /archivo

WASHINGTON. Tres importantes legisladores estadounidenses lograron un acuerdo bipartidista sobre una ley que la Casa Blanca necesita para avanzar en tratados de libre comercio y presentarán la medida el mes próximo, dijeron el fin de semana sus asesores en el Congreso.

La ley de la Autoridad de Promoción del Comercio, que permitiría a la Casa Blanca llevar tratados ante el Congreso para una votación de rechazo o aprobación sin enmiendas, es considerada crucial para implementar pactos comerciales y podría allanar el camino en las negociaciones con naciones de la Cuenca del Pacífico - incluyendo a México y Chile - y Europa.

El consenso fue alcanzado entre Max Baucus, un demócrata que preside el Comité de Finanzas del Senado; el republicano de más alto rango en el panel, Orrin Hatch; y el representante Dave Camp, el jefe republicano de la comisión de la Cámara baja que supervisa los presupuestos y asuntos comerciales.

El acuerdo fue registrado inicialmente por el Wall Street Journal.

La medida tiene una cláusula que obliga a los negociadores a considerar asuntos cambiarios como un objetivo de las tratativas, dijo un asesor. No se dieron a conocer más detalles.

La equidad en términos cambiarios es un tema significativo para numerosas empresas estadounidenses, que argumentan que muchos países controlan el valor de sus divisas ante el dólar para dar a sus productos una ventaja sobre los bienes del país norteamericano.

China, una nación con la que Estados Unidos tuvo un déficit comercial de 315,000 millones de dólares en el 2012, es un ejemplo constante de estas críticas.

Negociadores estadounidenses buscan concluir un ambicioso pacto con países de América Latina y Asia conocido como el Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico (TPP, por su sigla en inglés) y también trabajan en un tratado con la Unión Europea.

Los acuerdos comerciales habitualmente reducen el costo de productos que ingresan a Estados Unidos pero también podrían generar la pérdida de empleos, puesto que las fábricas se mudan a instalaciones en el exterior que conllevan menores costos.

La autoridad de promoción comercial de Estados Unidos es considerada una clave para evitar que este tipo de tratados, alcanzados luego de haber sido negociados laboriosamente por años, queden empantanados en el Congreso.

El TPP crearía un bloque comercial de libre comercio entre Estados Unidos y cerca de una decena de otros países, entre ellos Vietnam, Chile, Nueva Zelanda, Japón y México, en un área que representa alrededor del 40 por ciento de la economía mundial.

Las conversaciones no han sido fáciles y ya se cuentan más de 20 rondas de negociación. Según quienes conocen el tema, las discrepancias sobre diversos puntos siguen presentes y se hace prácticamente imposible que el acuerdo se firme durante el 2013, como era el deseo inicial de los participantes. —REUTERS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación