Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Latinos EE. UU. reactivan la construcción

Hay 21 edificios que están siendo construidos

Hay casos en los que el 80 % de los apartamentos de un mismo edificio son comprados por latinoamericanos; el resto son comprados por canadienses, europeos o rusos. Foto EDH / Archivo

Hay casos en los que el 80 % de los apartamentos de un mismo edificio son comprados por latinoamericanos; el resto son comprados por canadienses, europeos o rusos....

Hay casos en los que el 80 % de los apartamentos de un mismo edificio son comprados por latinoamericanos; el resto son comprados por canadienses, europeos o rusos. Foto EDH / Archivo

MIAMI. Una grúa inmensa rojiblanca levanta bloques de cemento y los coloca en uno de los últimos pisos de un edificio en construcción ubicado justo detrás del centro financiero de Miami. A menos de cincuenta metros, dos enormes excavadoras arrancan tierra y piedras de un terreno donde se elevará lo que promete ser un elegante y lujoso rascacielos de residencias. Cruzando el puente que va desde la zona de Brickell hacia el centro de Miami, una perforadora ablanda un terreno frente a la Bahía de Biscayne mientras una veintena de obreros con cascos protectores carga largas varas de hierro en el sitio donde se construye otra torre.

Tras cinco años de paralización por la crisis inmobiliaria de fines de la década del año 2000, la construcción de edificios en Miami ha levantado nuevamente vuelo de la mano de acaudalados compradores latinoamericanos, principalmente de Argentina, Venezuela y Brasil, que buscan diversificar sus inversiones y resguardar sus ahorros adquiriendo costosas propiedades en una ciudad en la que se sienten cómodos y seguros.

Hay 21 edificios en construcción y en preconstrucción en el área, con un total de poco más de 6,700 apartamentos, según un informe Miami Report de ISG, publicado en febrero. El valor promedio de cada unidad es de unos $400,000 dólares, pero algunos dúplex en los edificios más lujosos del área se ofrecen a más de $20 millones.

Poco más del 60% de los compradores internacionales del sur de la Florida son latinoamericanos, principalmente de Venezuela, Argentina y Brasil, según un informe de 2013 de la Asociación de Agentes de Bienes Raíces de Miami. El resto son canadienses, europeos, alemanes, franceses, españoles y rusos, entre otros. Hay casos en los que el 80 % de los compradores de un edificio son latinos.

"Es gracias a Latinoamérica que la construcción ha arrancado de vuelta", aseguró Diego Ojeda, vicepresidente de Rilea Group, una empresa constructora que reinició sus obras en el área en enero de este año con la construcción de un edificio de 44 pisos en el corazón de Brickell.

"Si no existiera (el comprador latinoamericano) estaríamos muertos", expresó Liliana Gómez, directora de ventas internacionales de ISG, empresa dedicada a comercializar productos de lujo a construir del sur de la Florida.

Los latinoamericanos, que ayudaron al mercado en un primer momento comprando al contado condominios cuyos valores cayeron por el piso durante la crisis, están aprovechando ahora una nueva modalidad de financiación de apartamentos de a construir en el sur de la Florida traída por el Grupo Melo, de Argentina.

Se abona por adelantado hasta un 70% del costo de la propiedad, en forma escalonada. El resto se puede pagar en efectivo o financiado por los constructores o un banco una vez que el departamento ha sido entregado. —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación