Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Latinoamérica desperdicia el 15% de lo que produce

b La fecha de caducidad de los alimentos es uno de los factores que inciden en el desperdicio

Unas 80 millones de toneladas de comida se desperdician al año en A.L. Foto EDH

Unas 80 millones de toneladas de comida se desperdician al año en A.L. Foto EDH

Unas 80 millones de toneladas de comida se desperdician al año en A.L. Foto EDH

América Latina, donde millones de niños sufren desnutrición crónica, desperdicia el 15% de los alimentos que produce cada año, es decir que alrededor de 80 millones de toneladas de comida se van al bote de la basura.

Desde el punto de vista de la nutrición, esto significa que se desperdicia una cuarta parte de los componentes energéticos -o 450 kilocalorías- que una persona necesita diariamente para vivir, según publicó el periódico español El País.

Comparativamente América Latina es la región del mundo que menos comida desperdicia o pierde. En los países desarrollados, esta proporción puede alcanzar más de un tercio de la producción total de alimentos.

Las causas de este desbarajuste varían en función de los países. Los de ingreso alto, por ejemplo, desaprovechan la mayor parte de sus alimentos en la etapa del consumo. En Latinoamérica, el desperdicio se produce por igual en las etapas de producción y consumo: cada una representa el 28% del total de pérdidas, según cálculos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La fecha de caducidad de los productos es un factor que contribuye de manera importante a estas pérdidas, especialmente en la etapa del consumo familiar. El consumidor tiende a pensar que no es seguro ingerir un alimento después de ese plazo, pese a las advertencias en contrario de los expertos. "Muchas veces compro algunos productos, como fiambres por ejemplo, que caducan en uno o dos días, y no siempre estoy a tiempo de consumirlos", comentó Juan Pedro, en un restaurante del centro de Buenos Aires.

En cuanto a la producción, el desperdicio se debe principalmente a formas ineficientes o prematuras de cosechar, y a condiciones excesivas de lluvia o de sequedad, lo cual sucede recurrentemente en países como Brasil o Argentina.

El resto de las pérdidas de alimentos en la región se lo reparten las fases de almacenamiento (22 % del total), de distribución y mercadeo (16 %) y de procesamiento (6 %).

En México, por ejemplo, se desperdician más de 10 millones de toneladas de alimentos al año, que representan el 37 % de la producción agropecuaria. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación