Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las secuelas de un mal manejo de la deuda pública en Argentina

La imposibilidad de obtener financiamiento y una baja inversión extranjera complican la forma en que ese país realiza sus pagos.

Las acciones estatales en la petrolera YPF podrían ser embargadas. Foto edh / archivo

Las acciones estatales en la petrolera YPF podrían ser embargadas. Foto edh / archivo

Las acciones estatales en la petrolera YPF podrían ser embargadas. Foto edh / archivo

Aunque la deuda total de los holdouts y los bonos negociados llevarían al país sudamericano a una pesadilla, lo cierto es que hay fondos suficientes para cumplir con la sentencia del juez Thomas Griesa. A pesar de ser una deuda "manejable", el país parece encaminado a una nueva suspensión de pagos.

Según un artículo del periódico argentino La Nación, firmado por el periodista Diego Cabot, aunque el matrimonio Kirchner (Néstor y Cristina Fernández) no generó dicha deuda, sí son responsables de una "colosal" nueva deuda. Cabot explicó que en 2003 la deuda pública bruta de Argentina llegó a $191,000 millones, un 130 % del Producto Interno Bruto (PIB). Sin embargo, aunque la deuda subió en 2013 a $201,000 millones, solo representaba un 45.9 %.

Es un porcentaje conservador si se compara con la deuda de El Salvador, la cual se considera arriba del 60 % según cifras del Banco Central de Reserva (BCR) y reportes de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

De acuerdo con el economista salvadoreño Manuel Enrique Hinds, hasta ahora Argentina ha sido capaz de pagar debido a un período de incremento en los precios de las materias primas que produce. Sin embargo, dicha alza de precios esta terminando.

Ya que el default de 2001 impide que el país busque créditos y financiamiento internacional, el gobierno se verá obligado a pagar la millonaria deuda de holdouts con las reservas del estado. "Creo que es mejor que lo hagan a que caer en default. Si ellos usan esa reserva para pagar, inmediatamente están legales. Al entrar en la legalidad ya pueden tomar dinero prestado. Lo mejor que pueden hacer ellos es pagar", expresó Hinds.

La visión de este analista coincide con otros economistas argentinos. El periódico La Nación citó a un decano de la Universidad Torcuato di Tella (UTDT), Guido Sandleris, quien dijo que: "El nivel y los vencimientos de deuda son relativamente bajos en términos del PIB. Especialmente comparado con otras épocas y otros países. El problema es que este gobierno fue incapaz de atraer capitales privados para la economía y tampoco ha podido endeudarse. Eso, sumado a política cambiaria y monetaria inconsistente, hace que pagos de deuda tengan un impacto relevante en las reservas".

"La Argentina los paga con reservas (los bonos) y ya no le quedan más. Típicamente los intereses se pagan con superávit primario y el capital se renueva colocando deuda", sostuvo el economista argentino Nicolás Dujovne, citado por el periódico La Nación.

De acuerdo con los economistas en Argentina y El Salvador, es usual que las deudas se cancelen con un mayor refinanciamiento, manteniendo el flujo de capital. Sin embargo el país sudamericano se encuentra en una difícil situación en la cual no recibe fondos frescos de parte de organismos internacionales o inversionistas.

El también exministro de Hacienda, Manuel Hinds, explicó que un nuevo default complicaría aún más la economía de Argentina.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación