Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las otras víctimas de la inflación de Venezuela

Los animales domésticos también están padeciendo la crisis que afecta al país suramericano

Perro criollo

La crisis que golpea a Venezuela también ha tocado a las mascotas, sus dueños ahora tampoco tienen ni para alimentarlas adecuadamente  | Foto por Archivo

Ya no solo los ciudadanos venezolanos están padeciendo la crisis de su país, cuya inflación según algunos expertos podría superar el 200% , por ahora ya llegó al 120% , pero sigue subiendo por el desabastecimiento, la crisis cambiaria y el gasto público. Ahora también los animales domésticos de los venezolanos han comenzado a sufrir el impacto de esta crisis.

Las mascotas en Venezuela ya no comen alimentos empaquetados, solo caseros. No siguen tratamientos médicos por falta de medicinas y algunos hasta han sido secuestrados. Al igual que sus amos, las mascotas en Venezuela se ven afectadas por la escasez, la inflación y la inseguridad.

Roselín González tiene cuatro perras: Catira, Pelusa, Bianca y Berpi. Las dos primeras tienen 15 años y consumen Euthyrox y Enalapril para tratar la tiroides y el corazón. Pero como muchos pacientes humanos que dependen de esos medicamentos, Catira y Pelusa no siempre toman sus pastillas.

“Me paso días enteros recorriendo farmacias y a veces no les consigo las medicinas a mis perras. No me imagino lo que siente un paciente que puede morir por la falta de un medicamento”, dijo González.

La última vez que el Banco Central de Venezuela publicó su índice de escasez, en marzo de 2014, este se ubicó en 29.4%, es decir uno de cada productos básicos.Se dice la canasta básica familiar supera los ocho sueldos básicos. 

Germán Campos, director de la Asociación de la Industria de Salud Animal que agrupa a 70 empresas que producen e importan alimentos y medicinas para animales, precisó que el inventario de productos para mascotas, aves, cerdos, bovinos y equinos está en “niveles preocupantes”: 66% de los productos del sector no estaban disponibles a finales de junio.

“Los médicos veterinarios han limitado los productos que prescriben o recurren a los de uso humano que pueden consumir las mascotas”, apuntó Campos.

En contraparte, el presidente de la Federación Médica Venezolana, Douglas León Natera, refirió que muchos pacientes acuden a las tiendas de productos veterinarios para comprar medicinas y sustituir las que no encuentran en las farmacias.

“La gente está buscando antibióticos, esteroides y medicamentos tópicos para enfermedades de la piel en tiendas para animales”, señaló León Natera.

El gobierno de Nicolás Maduro atribuye la escasez de alimentos y medicinas a una “guerra económica” emprendida por el sector privado. Pero el empresariado sostiene que la asignación irregular de divisas para importar impide el abastecimiento pleno de los anaqueles.

Manuel Caraballo, veterinario con 36 años de experiencia, apuntó que la vacuna triple felina para los gatos estuvo más de un año desaparecida en el país. “Muchas clínicas no están haciendo cirugías porque no hay agentes anestésicos ni material para sutura”, dijo.

El secuestro de mascotas no está contemplado como un delito en las leyes venezolanas, pero se ha convertido en una fuente de extorsión.

Además quienes pueden viajar fuera de Venezuela adquieren el menú de sus mascotas en el exterior. El empresario Frank De Prada, por ejemplo, hace espacio en sus maletas cada vez que sale del país para comprar alimentos para sus perros y loros. “Si no comen comida de buena calidad, se enferman”, señaló.

Roger Pacheco, activista por la protección de los animales y vocero de la ONG Anima Naturalis, explicó que los propietarios de mascotas recurren cada vez más a la medicina homeopática para sortear la falta de medicamentos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación