Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las mipymes pueden acceder a $2,000 en capacitaciones al año

Cursos de ventas, técnicos y hasta inglés están disponibles

Capacitar al personal es vital para ganar mayor productividad y competitividad. Foto EDH

Capacitar al personal es vital para ganar mayor productividad y competitividad. Foto EDH

Capacitar al personal es vital para ganar mayor productividad y competitividad. Foto EDH

La vida moderna requiere que los colaboradores de las empresas estén altamente capacitados en diversas ramas del saber, desde cómo llevar la contabilidad de una empresa, reparar una máquina plana o diseñar una campaña publicitaria, entre otros.

Pese a tal necesidad, las micro y pequeñas empresas hasta ahora se habían visto impedidas de capacitar plenamente a su personal, por el costo que le implicaba adiestrar a la gente.

Pero esa historia podría cambiar dentro de poco, pues recientemente el Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (Insaforp) autorizó alrededor de $2,000 anuales en capacitaciones para las empresas que así lo soliciten.

En esta parte, el director ejecutivo de Insaforp, Carlos Gómez, señaló que la institución que dirige aporta el 85 % del valor del curso o capacitación que una pequeña empresa requiera (siempre que cotice) y el otro 15 % la pone la mipyme.

Sin embargo, apuntó que existen programas propios en donde las microempresas no aportan nada.

Uno de los programas disponibles para las pequeñas empresas es el de Competencias Gerenciales, que apoya a todas las personas que tengan personal a su cargo, ya sea a nivel de coordinación, jefatura o gerencia. Acá se incluyen áreas orientadas a los temas de calidad, mercadeo, producción, ventas y mercadeo, comentó Gómez.

Para poder participar en este y otros programas, las pequeñas empresas deben enviar una solicitud escrita a las autoridades del Instituto, para lo cual ya existe un formato preestablecido, señalando las áreas que le interesan y, posteriormente, Insaforp constata la veracidad de la solicitud y le da ingreso.

La solicitud se plantea a dos niveles: para conocer información del participante y de dónde viene; y las expectativas y objetivos de por qué está buscando esa capacitación. Una vez llenada esa ficha se inscribe a la empresa.

Otro programa en el que pueden participar estas empresas es el programa de formación continua técnica, orientado principalmente a producción e innovación.

Asimismo existen los cursos de capacitación cerrados o abiertos, según sea requerido, el programa Integral Mypes, el de Apoyo a Mipymes, Empresa Centro y Hábil técnico Permanente.

Desde junio de 2013 hasta mayo de 2014, Insaforp invirtió $23.4 millones en capacitaciones, con un total de 262,756 participantes en 237 municipios, para el mismo periodo que cierra en 2015 se prevé invertir alrededor de $28 millones.

Inglés gratis para los empleados

Los empleados que requieran ampliar sus conocimientos de inglés, tanto para ampliar su acervo cultural como para fortalecer sus habilidades laborales, pueden optar a capacitarse mediante el Programa Nacional de Inglés para el Trabajo, que desarrolla Insaforp, siempre y cuando la empresa en la que labora necesite y apruebe dicho nivel de conocimiento.

De acuerdo con el director ejecutivo de Insaforp, Carlos Gómez, en este programa participan todos los trabajadores de las empresas que coticen, aunque se le da oportunidad a las microempresas.

Los interesados únicamente debe acercarse al departamento de Recursos Humanos de su empresa o a la unidad encargada de capacitaciones para que le firme la autorización, y luego presenta su solicitud de aceptación.

El subdirector ejecutivo de Insaforp, Benjamín Orozco, recordó que esta iniciativa surgió conjuntamente con la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos (USAID, por sus siglas en inglés), con el propósito de brindar conocimientos de inglés para el trabajo y está dividido en 18 módulos, que van desde nivel básico hasta avanzado; quienes logran terminar el curso obtienen un certificado de aprendizaje.

Incluso es probable que gente que no labore pueda incorporarse al curso de inglés, siempre que exista interés de alguna empresa para contratarle una vez que ya esté capacitado. Este es el caso de algunos centros de llamadas (call centers), que ya han trabajado así con la institución.

Por ejemplo, si el call center avisa que tiene 20 personas que necesita que aprendan inglés, la empresa debe realizar la etapa de selección y reclutamiento, y luego los envía al centro de enseñanza designado por Insaforp, con el compromiso de que después serán contratados.

Asimismo, narró que cuando Aeroman inició su proceso de expansión, le capacitaron a 300 técnicos en reparación de aviones, además de inglés.

Entre las academias acreditadas para impartir idiomas están Prolingua, ITCA, Centro Cultural Salvadoreño, Itexsal y Universidad Don Bosco, entre otros.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación