Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las materias primas ya escasean y se reducen inventarios

b Las empresas que le venden productos a El Salvador evalúan no hacer más envíos en estos días

Algunos furgones con productos perecederos, como carne o cuero botan líquidos fétidos que atraen moscas. Este es uno de los casos registrado en El Amatillo. Foto EDH / Marlon Hernández

Algunos furgones con productos perecederos, como carne o cuero botan líquidos fétidos que atraen moscas. Este es uno de los casos registrado en El Amatillo. Foto EDH /...

Algunos furgones con productos perecederos, como carne o cuero botan líquidos fétidos que atraen moscas. Este es uno de los casos registrado en El Amatillo. Foto EDH / Marlon Hernández

Para el sector exportador salvadoreño, los costos por las fallas en el sistema informático que se han registrado en los puestos fronterizos del país, desde hace 10 días, son incalculables.

La situación tiende a complicarse, pues desde el viernes pasado, los transportistas de carga mantienen bloqueado el paso de mercancías, debido a los problemas que hay en el sistema informático de las aduanas, y al cobro de 18 dólares por la inspección de mercancías, el cual ellos rechazan.

Pablo Durán, presidente de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport), aseguró ayer que no pueden calcular los costos, pero si se prevé que será alto. "Algunos proveedores no han podido enviar sus materias primas y los exportadores están dejando de producir para no acumular pedidos en frontera.

Según Durán, lo preocupante es que las materias primas se encuentran en esos furgones y no han logrado ser entregadas a los fabricantes nacionales. "Estos fabricantes están terminándose sus inventarios y corren el peligro de paralizar sus empresas por falta de materias primas", afirmó.

Las empresas exportadoras de materias primas que no quieren que sus inventarios se queden varados en las fronteras, ya están comunicado sus decisión de no enviar nada para El Salvador, agregó.

Eso, inmediatamente ocasionara un desabastecimiento de materias primas para los productores. "Todo esto va repercutir en la paralización de las empresas y que haya despidos de personal temporalmente", advirtió Durán. Destacó que las exportaciones están saliendo atrasadas. El riesgo es que las empresas dejen de producir, para evitar que la mercadería se acumule.

Ayer, la Federación de Cámaras de Comercio de Centroamérica y República Dominicana (Fecamco) manifestó su preocupación ante la situación que está generando un obstáculo grave al comercio regional. Ellos dicen no oponerse a las inspecciones, pero dicen que estas no deberían generar costos excesivos ni retrasar el despacho, y menos generar obstrucción a libre tránsito de bienes, servicios y personas. En este tenor, Durán dice que otro problema es que los compradores pueden suspender los pedidos por el atraso que llevan los envíos.

También la Federación de Cámaras y Asociaciones de Exportadoras de Centroamérica (Fecaexca), que aglutina a más de 5 mil exportadores de la región, pidió al gobierno la suspensión inmediata del cobro de $18 por las inspecciones de los furgones que ingresan y salen por las fronteras.

De esta forma, Fecaexca se solidariza y se suma a los sectores productivos, comerciales, exportadores e importadores de Centroamérica, a la espera que el Gobierno tome las medidas necesarias para acabar con el caso en las fronteras y la paralización del comercio intrarregional que ha generado la puesta en funcionamiento de rayos X.

Según el gremio, dicha medida afecta directamente la competitividad de un mercado regional que está en pleno proceso de desarrollo, el cual representa el segundo mercado de exportación para cada uno de los países de la región, además de retrasar el proceso de Integración Centroamericana y pone en riesgo el régimen de tránsito internacional.

Fecaexca aclaró que apoyan el combate al contrabando en la región, y reconoce que la implementación de esta medida es parte de los esfuerzos de El Salvador para un mejor control aduanero en sus fronteras. No obstante, considera que esta medida contraviene los compromisos adquiridos en Tratados Comerciales firmados con otros países y regiones del mundo.

Dice que cualquier medida que retrase el despacho de las mercancía y aumente los costos, constituye una barrera al comercio regional entorpeciendo los esfuerzos en facilitación de comercio.

Fecaexca solicitó a los respectivos gobiernos, a través del Foro del Consejo de Ministros de Economía, llamar al Gobierno salvadoreño a atender las peticiones de respetar el Régimen de Tránsito Internacional, a reconsiderar la imposición de costos adicionales al comercio regional y eliminar la disposición.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación