Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La jugada millonaria del Mundial 2014

Brasil espera 600 mil turistas extranjeros e ingresos por $2,900 Mlls.

La jugada millonaria del Mundial 2014

La jugada millonaria del Mundial 2014

La jugada millonaria del Mundial 2014

El planeta fútbol es como una gigantesca alcancía repleta de billetes verdes. La llenan entre millones pero el reparto, por supuesto no es para todos, al menos directamente.

Y cuando se juega un Mundial como el de Brasil 2014, la danza de los millones comienza en los 209 países afiliados a la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) en las etapas clasificatorias y de las que poco o nada se dan detalles de ingresos.

Lo primero. Cuánto se invierte en organizar un Mundial. El gobierno de Brasil informó que gastó $11,000 millones (incluyendo 12 estadios, nuevos o remodelados, mejoras en carreteras y en infraestructura turística). Pero los detractores de la presidenta Dilma Rousseff aseguran que se gastó hasta $18,000 millones, y la FIFA dice $15,000 millones.

La dueña de la alcancía, la FIFA, informó en su sitio web que aportó $2,000 millones para que Brasil pudiera organizar; $1,000 millones fueron directo a manos de proveedores.

Aunque en las protestas y algunos políticos critican al Gobierno por endeudarse y "por seguir siendo pobres tras el mundial", especialistas de Sport Consulting de Deloitte LATCO estiman que el impacto en la economía brasileña, derivado de la Copa del Mundo, será de cerca de $63 mil millones en el período 2010-2014 (la publicidad, promociones, y toda la parafernalia solo culminan en este mes). De estos, $50 mil millones serían producto del aumento de la producción nacional de bienes y servicios, y solamente $2,000 millones en los gastos derivados del turismo. El dato oficial brasileño por turismo ronda los $2,900 millones.

Esto significa para el período 2010-2014 un aumento de +2.17 % del PIB total respecto a 2010, sólo por la organización del mundial, según el Informe "Brasil 2014. Una oportunidad para la Región", elaborado por Deloitte Argentina.

En turismo las playas y sitios de recreo de Brasil esperan en el mes del Mundial a 600,000 turistas extranjeros y una movilización interna de más de 4 millones.

El sondeo también menciona que el mundial tendrá un impacto estimado en los PIB municipales de $6,500 millones, siendo Río de Janeiro la ciudad con mayor impacto, con crecimiento de $440 millones en su PIB. Estos 6,500 millones de inversión se distribuyen, principalmente, en $2,000 millones en la construcción de nuevos estadios, $1,300 millones en ampliar y mejorar los servicios hoteleros, $1,200 a la reurbanización y puesta en valor de las ciudades anfitrionas y $530 millones que se usaron para ampliar y mejorar la capacidad instalada de la red aeroportuaria.

Las cadenas hoteleras han hecho también su mejor jugada, TripAdvisor, especializada en viajes, divulgó hace una semana un estudio sobre los gastos que los turistas (extranjeros o no) tendrán durante este mes en Brasil.

Según el estudio, Río de Janeiro es el destino más caro, cada día supone gastar 676 dólares. Si alguien planeaba quedarse 12 días debía disponer de unos 6,700 dólares, 3,219 más de lo que prevé el Gobierno.

El destino más económico, Recife, capital de Pernambuco, en el nordeste del país, también supera las previsiones en 222 dólares.

Medio planeta en juego

Otro súper negocio en este negocio global son los derechos de transmisión. Un informe elaborado por FIFA luego del mundial de Sudáfrica, retomado por Forbes, señala que 909 millones de televidentes sintonizaron al menos un minuto la final de 2010 en sus casas, y unas 620 millones lo vieron al menos 20 minutos durante el partido de España con Holanda en Johannesburgo.

Para la final de Brasil 2014 se estima que la cantidad de televidentes se podría duplicar, sobre todo con varios equipos americanos en liza.

El crecimiento en los costos por derechos de transmisión ha quedado en evidencia en Estados Unidos (uno de los 209 países que reciben la señal). Sin ir más lejos, hace un mes, Fox Sports ganó los derechos para la transmisión de los eventos de Rusia 2018 y Qatar 2022, superando las ofertas de ESPN y NBC.

Aunque el valor oficial se desconoce -así se maneja la FIFA-, han trascendido cifras que van entre los $ 425 y $500 millones. Para las ediciones de 2010 y 2014, ESPN canceló $ 25 millones y $100 millones respectivamente.

Según Forbes, desde 1998 los ingresos totales de la Copa Mundial han incrementado 11 veces, ganancias sostenidas que se deben en gran parte al aumento del cobro en los derechos de transmisión.

Aerolíneas, tour operadores, hoteles, restaurantes, almacenes, bancos, empresas lecheras, cerveceras, de ropa deportiva y telefónicas, también están en el amplio portafolio de los que se benefician de la derrama económica mundialista.

El Salvador es un claro ejemplo, sin asistir (en parte por los amaños) las empresas han sabido sacarle el mejor partido a la onda mundialista y sumado a sus ingresos, han metido dinero a las alcancías.

La vitrina de jugadores

Si no puedes contra ellos... lúcete. Eso es lo que aplica para los jugadores de talla mundial que han sabido utilizar la vitrina del Mundial para tratar de ir por nuevos contratos.

De los primeros fichajes que han trascendido la copa están el del croata Iván Rakitic, que ya ha fichado por el Barcelona. También el portero chileno Claudio Bravo hará maletas y jugará en la ciudad condal, su traspaso costó $16 millones.

Y el Barcelona también ha ofrecido $60 millones por hacerse con los servicios de Luis Suárez (el del mordisco). Por cierto, esa mordida al italiano Chiellini habría devaluado el pase del jugador hasta por $30 millones.

En caso opuesto está el portero costarricense del Levante español, Keylor Navas, quien podría jugar la próxima temporada con el Porto, uno de los mejores de Portugal.

Cada selección saca el mejor provecho con los diversos patrocinadores, lo cual permite pagos de 8 dígitos a entrenadores, como el caso del italiano Fabio Capello, quien gana $11 millones por dirigir a Rusia o Scolari que gana 4 millones por dirigir a Brasil.

Así el planeta fútbol es sinónimo de espectáculo, dinero, negocios y, claro, emoción.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación