Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Juan Valdez, despreocupado ante anuncio de llegada de Starbucks

Starbucks planea abrir 50 tiendas en Colombia, país que exporta sus mejores granos y deja en el país los de menor calidad.

BOGOTÁ. La cadena de cafeterías Juan Valdez, propiedad de los cultivadores de café de Colombia, espera que la inminente llegada de la estadounidense Starbucks Corp ayude a aumentar el bajo consumo de la bebida en un país reconocido por producir el arábica más suave del mundo.

Esta semana se anunció que la compañía con sede en Seattle abrirá cerca de 50 tiendas en el país andino en los próximos cinco años en las que sólo ofrecerá café colombiano. Starbucks es uno de los mayores compradores de café en Colombia, con el que abastece sus 19,000 tiendas en 62 países.

Hernán Méndez, presidente de Procafecol, la firma que administra las tiendas Juan Valdez, dijo que la novedad de Starbucks podría ayudar a convertir a más colombianos en bebedores de café y a aumentar el consumo per cápita, que es de menos de 2 kilos, una quinta parte del de los países nórdicos.

"Es irónico que en un país que produce un buen café el consumo es muy bajo", declaró Méndez a Reuters en una entrevista en la capital de Colombia.

"Hay un buen crecimiento económico y (...) a pesar de que somos un país productor de café, el consumo per cápita en Colombia es muy bajo, por lo que creo que hay espacio para que los colombianos beban más café y Starbucks puede ayudar a lograr eso", explicó.

A pesar de la nueva competencia, Méndez espera una fuerte lealtad patriótica a la cadena de Juan Valdez, cuya imagen es un sonriente y bigotón cafetero con sombrero y poncho acompañado por su mula.

"Por supuesto que van a querer probar la experiencia Starbucks porque es algo nuevo, pero estamos muy cómodos porque nuestro modelo es mucho más acorde con las preferencias de Colombia", afirmó el directivo.

El personaje de Juan Valdez, concebido en la década de 1950 como emblema de la comercialización del café colombiano ante el mundo, se ha ganado el cariño de los habitantes del país y es considerado un ícono que representa el trabajo y el amor por la naturaleza.

La cadena, que abrió su primera tienda en diciembre de 2002 y cuenta con 170 puntos de venta en Colombia y 64 en el extranjero, incluyendo Nueva York y Miami, paga entre el 3 % y el 5 % de sus ventas a los caficultores, recursos que financian programas que benefician a los productores.

A pesar del exótico menú típico de cafeterías premium que ofrece, que incluye capuchinos, macchiatos y frappés, aproximadamente la mitad del café que se vende en las tiendas Juan Valdez es el simple "tinto" o café negro, reveló Méndez.

Helados y cafés fríos han tenido una buena demanda entre los jóvenes que antes no eran consumidores habituales. La diversidad de paisajes, climas y altitudes con que cuenta el país le permiten a las tiendas ofrecer un café 100 por ciento colombiano sin la necesidad de acudir a mezclas de granos de otros países. —Reuters

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación