Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Invierten $3 Mlls.en equipo contra tumores y epilepsia

Con esto, se marca el cierre tecnológico del Hospital de Diagnóstico, volviéndose uno de los más modernos en el país

Invierten $3 Mlls.en equipo contra tumores y epilepsia

Invierten $3 Mlls.en equipo contra tumores y epilepsia

Invierten $3 Mlls.en equipo contra tumores y epilepsia

Con una inversión de 3.4 millones de dólares, el Hospital de Diagnóstico instaló el primer bisturí de rayos gamma, rotatorio Infini, en el continente americano. La máquina se ubica en el Centro Internacional de Cáncer (CIC) de dicho centro médico.

Con este sistema se podrá realizar tratamientos de las patologías oncológicas como tumores malignos y benignos, sin dolor e incisiones en los pacientes. El tratamiento es no invasivo y ambulatorio, lo que permite que el paciente pueda regresar a su casa y continuar con su vida cotidiana sin necesidad de tiempo de recuperación una vez finalizada la operación.

El innovador equipo también permite tratar enfermedades psiquiátricas como neuralgia del trigémino, temblor esencial o relacionado al párkinson, desorden obsesivo compulsivo y epilepsia, entre otras.

Este es un equipo que consta de "un sistema de alta tecnología que permite brindar una dosis de radiación para perfilar la forma exacta del tumor evitando la exposición de las áreas sanas en el cerebro" según representantes del Hospital.

La inversión del aparato de radiocirugía Infini incluye la construcción del búnker especial en donde está ubicado y la importación e instalación de la máquina.

El neurocirujano-oncólogo Eduardo Lovo, director del Centro Internacional de Cáncer (CIC) del Hospital de Diagnóstico, considera que este es "un salto revolucionario a un concepto totalmente fuera de la caja de lo que es la cirugía tradicional y los riesgos que tiene".

El tratamiento brindado por el bisturí de rayos gamma no tiene como objetivo desplaczar las cirugías sino complementarlas. Para los doctores el tratamiento ofrece comodidad y seguridad, tanto para el cirujano como el paciente, debido a que se tienen cero riesgos de muerte.

Actualmente, el sistema Infini es el "estándar de oro a nivel mundial siendo imposible de superar por otras tecnologías".

Lovo explica que este es un salto revolucionario para la cirugía tradicional, ya que es el primer aparato de radiocirugía de radiación gamma que posee un mecanismo rotativo. El equipo está ligado a una supercomputadora para manejar el aparato y dirigir el tratamiento, lo cual sitúa a Infini en una posición superior a los antiguos modelos ya instalados en el mundo.

En el planeta existen alrededor de 67 máquinas en Japón, una en Turquía y una en El Salvador, posicionando al país como el único en América en ofrecer la avanzada tecnología de Infini.

Hasta la fecha, ya se trataron diez pacientes con la máquina con resultados positivos. Según explica Lovo se esperan 17 pacientes más que están en espera para ser tratados.

Para el doctor, esto es señal que se podría superar la proyección de flujo de pacientes que el hospital tenía para este año. Según Rodrigo Brito, presidente-director del Hospital de Diagnóstico, se espera tratar a 50 pacientes durante el año con la máquina Infini, sin embargo, consideran que este número podría incrementarse debido a la demanda positiva que ha tenido el sistema.

El presidente del Hospital expresó que del total de pacientes que recibe ese centro médico, el 17 % son extranjeros; pero considera que esta cifra podría subir gracias a la nueva adquisición del CIC.

El bisturí de rayos gamma rotatorio marca el cierre tecnológico del Hospital con una modernización completa. Acá Lovo explica que con esta adquisición dispone de lo más moderno en tecnología médica. Para representantes del Hospital esto demuestra la evolución tecnológica en el campo de la neurocirugía en la última década.

Por otra parte, el mecanismo rotatorio es lo que permite que la máquina sea más eficiente y económica que otros aparatos de radiocirugía. Debido a esto, el tratamiento posee un costo más accesible para países como El Salvador.

Tratamientos similares de radiocirugía en Estados Unidos tienen un costo de 40 mil dólares en adelante, cuando en El Salvador la radiocirugía con Infini tiene un precio de 16 mil dólares.

Masep Infini, la compañía que fabrica la máquina, es una empresa innovadora en tecnología médica global, especializándose en enfoques novedosos para "desarrollar tecnologías que salvan vidas y que no comprometen la seguridad del paciente y la eficacia terapéutica", de acuerdo con lo afirmado por los representantes del Hospital.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación