Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inversionistas buscan trasladar operaciones hacia Honduras

Exploran las zonas francas hondureñas porque garantizan seguridad jurídica.

Inversionistas buscan trasladar operaciones hacia Honduras

Inversionistas buscan trasladar operaciones hacia Honduras

Inversionistas buscan trasladar operaciones hacia Honduras

En los últimos dos meses, la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM) ha recibido llamadas de parte de inversionistas salvadoreños y extranjeros que actualmente operan en El Salvador, para explorar el traslado de sus fábricas hacia las zonas francas de Honduras. Daniel Facussé, presidente de la AHM, confirmó a El Diario de Hoy que ha habido conversaciones con empresarios, especialmente extranjeros, interesados en Honduras como una alternativa.

Por el momento, ninguna compañía con planta en El Salvador se ha trasladado, pero según Facussé, es muy seguro que lo hagan muy pronto. "Hay un interés fuertísimo de empresarios que están interesados en moverse de El Salvador a Honduras", comentó, y agregó "yo creo que ya están al extremo de mover sus inversiones".

Las conversaciones que la AHM ha tenido han sido con representantes de la mayor parte de los rubros de producción que se especializa el sector confeccionista y textil salvadoreño, aseguró.

Durante las conversaciones, Honduras les ha ofrecido a los inversionistas con sede en El Salvador contar con garantías de seguridad jurídica, menores costos de energía, bajos impuestos y subsidiar durante tres meses el 50% del salario de los nuevos trabajadores que contraten.

Honduras, dijo Facussé, es el único país de la región que tiene una zona de desarrollo económico protegido por la Constitución de la República, lo cual es una ventaja jurídica que no cambia. Adicionalmente, añadió, los precios de la energía renovable rondan los $12 centavos por kw/hr, mientras en el istmo oscila entre $18 y $22 centavos.

"Estos costos son garantizados y esto es lo que nos hace más atractivos (...) Estamos viendo que ya no hay confianza en El Salvador y por eso los invitamos a que inviertan en Honduras", enfatizó.

Según Facussé, Honduras tiene la capacidad de organizar en solo dos meses la logística de instalación de la maquinaria de las empresas salvadoreñas que deseen trasladarse. Choluteca y Valle son las zonas más factibles, indicó.

Facussé dijo no contar con un monto probable de inversión que podrían captar en caso de que los inversionistas decidan trasladarse a Honduras, pero consideró que decir $200 millones "es quedarse corto". Aunque aún ninguna empresa ha confirmado su traslado, el empresario aseguró que hay pláticas avanzadas con las maquilas. Luego manifestó: "estoy seguro que El Salvador va a perder la industria textil y confección rápidamente. Eso es solo uno de los rubros, en todos los rubros económicos los salvadoreños ya están viendo alternativas".

Inician trámites

Arnoldo Jiménez, director ejecutivo de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), confirmó que las compañías indagan con Honduras los beneficios que tendrían y ya han incurrido en los costos de traslado de operaciones.

"Sí , es cierto que hay empresas que con las gestiones de Honduras están interesadas en ver cómo van a financiar esto y eso significaría perder muchos empleos en el país", agregó, pero omitió los nombres de las empresas que lo hacen.

"Sé que los trámites los están haciendo varios (empresarios), con procesos avanzados, han sacado costos de montaje, eso es carísimo, y se preparan para lo peor. Son decisiones individuales de cada empresario, pero va en serio porque están gastando presupuesto en planificar y en abogados", advirtió.

El Diario de Hoy solicitó una entrevista con José Escobar, presidente de Camtex, la gremial de la industria textil y confección, para ampliar la información, pero no fue concedida.

El lunes, Escobar presidió una conferencia de prensa en la que aseguró que hay empresas textiles que "están considerando" trasladar sus operaciones a un país vecino.

Camtex, junto a la Amcham y las gremiales de los exportadores e industriales, acusaron al presidente Mauricio Funes de ahuyentar la inversión del país. El mandatario acusó a 10 compañías textiles de malversar el fideicomiso FECEPE, valorado en $20 millones, que incentivó la industria en el período 2005-2009. Las gremiales no se oponen a la investigación, pero instan a no desprestigiar a las empresas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación