Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inversión en primera infancia tiene retorno social de $1 a $7 pacto nacional por la primera infancia

Sólo 1.8 % de los niños en el país accede a educación inicial antes de los 4 años Más que un enfoque multisectorial de primera infancia, se debe ver al niño como centro del desarrollo.

El día de mañana representantes de Save The Children, Care Internacional y la Universidad de Emory, Atlanta, presentarán los resultados y hallazgos del programa de evaluación de impacto de intervenciones en primera infancia (PI) "Cerrando Brechas" a un grupo selecto de invitados, entre estos políticos, empresarios y técnicos en la materia.

La primera infancia es la etapa de desarrollo integral de un niño comprendida entre los 0 a los 7 años de acuerdo a nuestra legislación vigente. Para algunos organismos de cooperación y organizaciones internacionales como Save The Children, esta etapa de PI llega hasta los 8 años, ya que existe un período de transición entre los 7 y los 8 años.

Las organizaciones especializadas en atención de la niñez, Care Internacional y Save The Children, con el financiamiento de la Fundación Merck, de la empresa farmacéutica internacional Merck & Co., y con el apoyo técnico de la prestigiosa Universidad de Emory de la ciudad de Atlanta, en los Estados Unidos, diseñaron hace cuatro años un visionario programa de evaluación de impacto de intervenciones en PI.

El programa se denominó "Cerrando Brechas", y consistió en recopilar diferentes estudios referentes a modelos de intervención en primera infancia, algunos probados y otros no, el punto era recopilar las prácticas de cada modelo bajo un mismo programa y determinar qué funciona y qué no funciona en materia de PI.

Cerrando Brechas fue probado en tres países: India, Honduras y El Salvador. En nuestro caso los municipios seleccionados fueron San Francisco Menéndez y Jujutla, ambos del departamento de Ahuachapán.

Áreas y servicios básicos que componen la PI

De acuerdo a cada edad, los niños tienen diferentes necesidades y, por lo tanto, irán mostraran un nivel de desarrollo en cinco grandes áreas que componen la primera infancia: Cognición (capacidad de procesar información), lenguaje, motricidad fina, motricidad gruesa y socioemocional.

La evaluación del programa Cerrando Brechas incluyó prácticas en las cinco áreas, pero, además, buscaba medir el impacto de esas prácticas en la figura de las cuidadores, que tradicionalmente son las madres.

"Nos interesaba saber si haciendo lo que hicimos podíamos cambiar prácticas de crianza en los cuatro servicios básicos que requieren los niños durante la PI: salud, nutrición, educación y protección", explicó Margarita Franco, directora de programas de Save The Children El Salvador, con la cual EDH conversó en adelanto a la presentación del día de mañana.

Hallazgos

Para efectos de la evaluación del programa Cerrando Brechas, se dividió a los niños del grupo de control y a los intervenidos en dos grupos de edades: de los 0 a los 3 y de los 4 a 6 años. Para este último grupo, en el área de educación inicial esta llega sólo a 52 %, pero lo realmente alarmante es que en las edades de 0 a 3 años esta sólo llega a 1.8 %.

De acuerdo a Franco, El Salvador debería estar apuntándole a la universalización en educación en la primera infancia, en el bloque del 0 a 3 años, países desarrollados llegan a un 58 %.

"Sólo 2 de cada 100 niños reciben alguna forma sistemática de estimulación oportuna, y eso es tan, pero tan grave, porque precisamente esa es la edad donde los niños están formando las bases para ser más inteligentes, para tener un mejor desarrollo, para ser mejores profesionales, para que aprovechen su paso por la escuela", mencionó Franco.

James Heckman, premio Nobel de Economía, investigó y comprobó que la tasa de retorno sobre la inversión en PI es de 1 a 7 dólares. "Hay otros estudios que muestran que si la inversión en PI va dirigida a poblaciones más vulnerables y en condiciones de extrema pobreza, el retorno puede llegar hasta $18", agregó la representante de Save The Children.

Otro de los grandes hallazgos es que la inversión en PI tiene mucho más retorno, y logra incidir en cambiar conductas de crianza, cuando los cuidadores (las madres) han logrado terminar la primaria.

Esto representa una oportunidad a la hora de invertir en PI, ya que también hay que tomar en cuenta a las cuidadoras para que el beneficio total sea de mayor impacto.Para Margarita Franco, directora de programas de Save The Children, organización especializada en intervención social para la niñez, El Salvador ha tenido avances significativos en materia de fomentar la primera infancia (PI), tal es el caso del Pacto Nacional por la PI.

El 21 de noviembre de 2012, la Mesa Técnica Intersectorial para el Desarrollo Integral de la PI hizo los avances más importantes para que todas las instituciones agrupadas en diferentes organizaciones enfocadas en la niñez pudieran coincidir en cuatro grandes objetivos para impulsar este pacto nacional.

Estos objetivos son incrementar la inversión en PI, contribuir al cumplimiento del derecho que tienen las niñas a vivir dignamente, priorizar a la primera infancia en los presupuestos nacionales y municipales, y contar con sistemas de información integrados, monitoreo y evaluación del cumplimiento de derechos de la PI.

Lo más importante en este momento es lograr concientizar sobre el rol que debe jugar cada institución interesada en fomentar este Pacto Nacional.

De acuerdo a la representante de Save The Children, el enfoque ya no tiene que seguir siendo multisectorial, "sectores que trabajan juntos o que se juntan en algún momento, es el cambio de poner al niño, como el centro del accionar de todo el sistema de instituciones que velan por la PI, y que, por ende, velan por su desarrollo óptimo", explicó Franco.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación