Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inversión extranjera del país entre más estancadas de región

Proesa ve como proeza el ingreso de $171 Mlls, que son décima parte de lo que capta Costa Rica

La construcción es de las afectadas por poca inversión. EDH/

La construcción es de las afectadas por poca inversión. EDH/

La construcción es de las afectadas por poca inversión. EDH/

El Salvador va quedando rezagado en cuanto a la atracción de inversiones, según un informe ofrecido ayer por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

De acuerdo con el informe, en el primer semestre del año, la inversión foránea que se ha establecido en territorio salvadoreño sumó $171 millones, que supera los $135 millones que ingresaron en el mismo período del año pasado. No obstante, la cifra resulta insignificante si se compara con la inversión que se ha establecido en Costa Rica, Panamá y Guatemala que registraron ingresos de IED por el orden de $1,335 millones, $2,037 millones y $678 millones, respectivamente, y en los mismos seis meses.

El leve crecimiento de las inversiones locales también se refleja en el hecho de que 51 % de empresarios salvadoreños sigue percibiendo un clima desfavorable a las inversiones, lo cual sin duda desincentiva la atracción de inversiones extranjeras, según el informe de coyuntura económica del segundo trimestre 2013 elaborado por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

Pero según la Agencia de Promoción de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (Proesa), este año el país ha recibido inversiones frescas, entre éstas la de la empresa taiwanesa NanYang Footwear, especializada en la manufactura de calzado, con $1.5 millones, y en un corto plazo proyecta invertir una cifra similar.

No obstante atraer solo la décima parte de lo que Costa Rica en inversión extranjera, el director de Proesa, Giovanni Berti, dijo que "vemos con mucha satisfacción los resultados publicados por la Cepal que nos colocan en la primera posición de la región centroamericana como receptor de Inversión Extranjera Directa".

En general, la Cepal sostiene que las corrientes de IED hacia América Latina tuvieron un moderado crecimiento durante la primera mitad de este año en comparación con igual período de 2012.

Los 13 países de la región que presentan datos recibieron 102,951 millones de dólares, monto 6 % superior a lo registrado durante el primer semestre del año anterior.

Los flujos de inversión extranjera directa también mostraron incrementos en Venezuela (44 %), Perú (27 %), El Salvador (27 %), Panamá (19 %), Costa Rica (15 %), Uruguay (8 %) y Colombia (5 %).

El principal receptor fue Brasil, que entre enero y agosto de 2013 absorbió 39,014 millones de dólares, suma 10 % inferior a la recibida durante los mismos meses del año pasado. La caída se concentró en los sectores de siderurgia, alimentos y bebidas y servicios financieros, que justamente en 2012 registraron importantes adquisiciones empresariales.

Gracias a la compra de la cervecera Modelo por parte de la firma belga Anheuser-Busch InBev, México sobrepasó durante el primer semestre toda la inversión extranjera directa recibida en 2012. Aun sin esa operación, valorada en 13,249 millones de dólares, la IED en México se habría elevado 15 % respecto al mismo período del año anterior.

En los primeros siete meses de este año, las entradas a Chile disminuyeron 26 % en comparación con el mismo período de 2012, aunque esta caída obedece a operaciones extraordinarias registradas en abril.

Las corrientes también cayeron en Guatemala, Argentina y República Dominicana, donde una gran adquisición aumentó considerablemente las cifras de 2012 (Anheuser-Busch InBev compró la Cervecería Nacional Dominicana en 1,237 millones de dólares).

Con respecto a las salidas de inversión directa se observó un descenso. Los 10 países de la región que presentan datos sumaron 6,385 millones de dólares de inversión en el exterior durante los primeros seis meses del año, contra los 24,446 millones de dólares contabilizados en igual período de 2012.

México, que había marcado flujos récord hacia el exterior el año pasado, los redujo 71 % en la primera mitad de 2013, mientras que Brasil mostró un descenso de 36 % porque se acentuó la tendencia de las empresas brasileñas de endeudarse con sus filiales en el extranjero. En Chile la inversión hacia el exterior también registró una caída que, al igual que en el caso de las entradas de IED, se concentró en el mes de abril.

Los datos preliminares para 2013 indican que después de tres años de alzas continuadas y cifras históricas, la región sigue atrayendo IED en montos crecientes, lo cual reta a los gobierno a saber canalizarla.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación