Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ingenio El Ángel invierte $54 millones en energía

El ingenio cumplirá 133 años. Será galardonada con el premio "El Quijote"

Esta es la más reciente construcción de la planta de generación de energía a base del bagazo de caña. foto edh / rené quintanilla

Esta es la más reciente construcción de la planta de generación de energía a base del bagazo de caña. foto edh / rené quintanilla

Esta es la más reciente construcción de la planta de generación de energía a base del bagazo de caña. foto edh / rené quintanilla

El histórico Ingenio El Ángel, que fue fundado en 1882 por la familia Meléndez, no es más la molienda desde donde se comenzaron a exportar las primeras toneladas de azúcar salvadoreña al exterior.

Las imponentes maquinarias donde ahora se procesa el jugo de la caña y su bagazo son la muestra de las millonarias inversiones que la compañía ha hecho en los últimos años y que, a pesar de los problemas económicos, conflictos y desastres naturales, siguen en pie, generando empleos para El Salvador.

El presidente de esta compañía, Juan Wright, dice que tan solo en los últimos siete años el Ingenio ha invertido cerca de $160 millones en proyectos de ampliación, mantenimiento y mejoramiento de todos sus procesos agroindustriales.

Su última inversión ronda los $54 millones y será utilizada para la cuarta fase de un proyecto de generación de energía, con el cual pretenden duplicar la cantidad de megavatios que producen a través del bagazo de la caña.

Actualmente, en época de zafra, las plantas de energía que procesan el bagazo producen 25 megavatios de energía, de los cuales la empresa consume hoy día un promedio de 10.5 megavatios y el resto es inyectado a la red eléctrica nacional.

Cuando la cuarta fase esté terminada en septiembre del próximo año, el Ingenio podrá generar hasta 50 megavatios, que serían utilizados para consumo propio y también para el consumo nacional, un aporte que, aunque solo se da en época de zafra, ayuda a la generación de energía limpia.

Wright espera que las primeras pruebas de la planta comiencen a hacerse en la zafra 2015-2016 y que ya esté en pleno funcionamiento en 2017.

La caldera de esta nueva etapa de generación es la primera de su tipo en Centroamérica. Solo Brasil cuenta con este tipo de maquinaria, que logra hacer más eficiente la generación de energía.

Y los planes siguen para el próximo año. De acuerdo con Wright, el ingenio está haciendo gestiones con los accionistas del Ingenio La Magdalena, en Santa Ana, para posiblemente adquirirla y hacerla más eficiente.

El ingenio también está tratando de diversificarse. Actualmente están en etapa de investigación para definir la producción y procesamiento de cacao fino, de exportación, con lo cual, la compañía genera ingresos extra.

En los próximos años también esperan duplicar el número de productores de caña, que hoy rondan los 1,100.

En la actual zafra están generando alrededor de 30 mil quintales de azúcar y al final de la zafra esperan producir 4 millones de quintales de azúcar, considerada una cifra récord. En la próxima zafra esperan aumentar esa cantidad hasta los 4.9 millones de quintales de azúcar.

Los precios a nivel internacional han sido bajos este año, pero Wright espera que los precios se recuperen y puedan haber oportunidades de una mayor cuota de mercado.

También continúan introduciendo equipos para la corta de caña en verde, aunque el tema aún tiene sus variantes debido al gran número de salvadoreños que obtienen un trabajo temporal durante la zafra.

Dificultades

A lo largo de sus 133 años el Ingenio Él Ángel ha pasado por todo: fue estatizado, estuvo en quiebra y fue testigo mudo del conflicto armado en la década de los 80 así como de terremotos y otros desastres naturales. Pero ninguna de esas situaciones hizo retroceder a la empresa. Por el contrario, Wright asegura que todas las dificultades han sido oportunidades para crecer.

Sin embargo Wright asegura que todo había sido poco para lo que hoy están enfrentando. Asegura que la delincuencia ya rebasó los límites de lo que pueden soportar.

El empresario dice que uno de sus colaboradores, que tiene años de trabajar en el ingenio le contó recientemente que durante la guerra, el ejército o la guerrilla los hincaba y los interrogaba, pero lo que están viviendo hoy día con las pandillas no se le compara al temor que podían sentir en el pasado.

"Si no se busca una solución desde ya, esto se saldrá de las manos", dijo el empresario.

La burocracia estatal también ha sido una de las dificultades que no han permitido a esta industria desarrollarse a plenitud.

Wright dijo que en el gobierno del expresidente Mauricio Funes, se perdieron dos tercios de la zafra por la burocracia estatal, lo que le significó al ingenio casi cinco millones de dólares que perdieron.

Pese a estas dificultades, Wright asegura que la empresa va a continuar trabajando.

"Yo me declaro optimista. Tenemos que ser muy creativos y abordar los temas desde una óptica de la realidad nacional", dijo el empresario.

"Las perspectivas son buenas en el largo plazo y yo tengo la esperanza de que esto va a mejorar", indicó, sobre todo refiriéndose al tema de la seguridad.

Premio "El Quijote"

Por su trabajo a lo largo de estos años la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) entregará mañana a esta compañía el premio "El Quijote", un galardón que se le confiere a las empresas de larga trayectoria que han aportado al desarrollo económico y social del país.

A pesar de las dificultades la compañía pretende seguir invirtiendo en el país y mejorando no solo su tecnología, sino aumentando el número de empleos, sobre todo los aledaños a Apopa, donde está situada la empresa.

El ingenio está situado en un territorio de 140 manzanas de terreno en la ciudad de Apopa, al norte de la capital.

La empresa ya tiene preparado un libro con la historia de sus primeros 130 años y quieren celebrar a lo grande cuando llegue su festejo número 135, acotó Wright.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación