Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Industriales ven panorama incierto para inversiones

Según industriales de la región la situación política en El Salvador crea incertidumbre

Estando a un par de semanas de las elecciones en segunda vuelta, los industriales salvadoreños consideran que existe un panorama incierto para inversión en el país.

Mucho de ello obedece a la polarización política que se ha manifestado por sendas contiendas presidenciales en El Salvador y en Costa Rica, lo cual está generando incertidumbre en los industriales de la región.

Juan Ramón Rivera, presidente de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR), expresó que "cualquier país en donde hayan elecciones, y por lo tanto un cambio de gobierno, genera un clima de incertidumbre".

Para el industrial, es durante esta época en que las fuerzas económicas están "prácticamente paralizadas" y los inversionistas se vuelven más susceptibles. Explica que en período electoral las fuerzas económicas trabajan al mínimo de las inversiones debido a que nadie conoce qué es lo que realmente sucederá.

Más allá de la paralización de las fuerzas económicas, es la incertidumbre de los inversionistas ya que esperan conocer cuáles son las prioridades, política económica, fiscal y monetaria del nuevo gobierno para poder invertir en ese país.

Javier Simán, presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), opina que la incertidumbre política en El Salvador "tal vez es más marcada porque los partidos participantes en esta segunda vuelta, tienen planes de gobierno bastante diferentes".

Con esto, el ejecutivo se refiere a que el sector industrial se podría "jugar un sistema u otro"; esto –detalló Simán– genera una gran incertidumbre en el inversionista. Explica que los empresarios que ya pusieron sus inversiones en el país, las congela hasta conocer de los resultados. De esto no solo dependerá conocer los resultados, pero los inversionistas deberán analizar quién es el ganador y cuál es su verdadero plan de gobierno, debido a que durante las campañas electorales "se dice mucho, se propone de todo pero al fondo no entendemos cuáles son realmente las propuestas que van a implementar".

En los últimos tres años, El Salvador ha sido el país de la región que atrajo la menor Inversión Extranjera Directa, incluso por debajo de Nicaragua. El año anterior ni siquiera llegó a los $200 millones.

Simán añadió que en El Salvador, si uno analiza los estatutos de un partido, los libros que ha escrito el candidato y los planes de gobierno, se puede encontrar un "total incongruencia".

Por ende, estos detalles dejan una gran inquietud en el sector empresarial y cuál será realmente el rumbo que cada partido político seguirá.

Pero el problema no está en que las inversiones se detienen ante el incierto futuro del panorama político, sino que en El Salvador se celebran elecciones con demasiada frecuencia. Con esto, Simán se refiere a que en menos de un año volveremos a estar en un período electoral debido a las elecciones legislativas y las municipales, las cuales también frenan parte de la inversión extranjera.

En la mira

El Consejo Directivo de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Industriales de Centroamérica (Fecaica) dice que por ahora la región está en incertidumbre causada por los políticos. Para ellos esto no debería suceder ya que consideran que la política debe facilitar el comercio interregional.

Durante la asamblea, la Fecaica abordó el tema de la unión aduanera y los procesos que deben llevar a cabo para facilitarla.

La gremial reitera que solo fortaleciendo el comercio se atraerá más inversiones, de lo contrario los países aumentarán sus costos y se volverán menos competitivos, y con ello muchos inversionistas optarán por otros países.

Para ellos es indispensable solidificar los programas que faciliten el comercio regional; como modernizar las aduanas, que se tenga personal calificado para realizar los controles necesarios y eficientes.

Para los industriales, se debe pensar como región para atraer la inversión. Fernando López, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), mencionó que "pensar en pequeños mercados no es lo lógico y no es conveniente para ningún inversionista. Se debe pensar en las 40 millones de personas que constituyen el mercado centroamericano".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación