Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Impuesto a telecomunicaciones reducirá inversión e innovación

Según un experto internacional, el país está en un momento crítico para renovar sus redes y un impuesto complicaría el escenario.

Casatel y Asiet

Johanna Hill, directora ejecutiva de Casatel, y Fernando López, especialista de regulación y estudios de ASIET. | Foto por elsalv

El impuesto del 10% a las telecomunicaciones limitaría las inversiones de las empresas en un momento crítico en que el país necesita mejorar la infraestructura de su red e innovar con los servicios para la población.

Esa fue una de las reflexiones que compartió el experto en asuntos regulatorios de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET), Fernando López.

Según expresó el experto, El Salvador ya alcanzó un punto crítico en cuanto a la penetración de telefonía, sobre todo en dispositivos móviles. Según datos internacionales, reseñó, de un alcance de 39.7 % en telefonía celular en 2005 pasamos a 144% en 2014.

Con esa cantidad de teléfonos celulares circulando, las empresas tienen que optar por ofrecer una red con nuevos servicios a precios competitivos.

Uno de ellos es, por ejemplo, ofrecer productos de navegación móvil a precios accesibles para pequeños empresarios o consumidores de bajos ingresos.

Sin embargo la inversión para la infraestructura y software que necesitan estos nuevos productos se vería limitada si se establece un impuesto de 10 % a las telecomunicaciones.

López recomendó que la Asamblea Legislativa y los funcionarios no basen los cálculos del impuesto en una mera cifra de recaudación.

Explicó que el primer efecto de un impuesto es que las personas de más bajos ingresos dejarían de utilizar sus teléfonos. Además, ese crecimiento alcanzado en una década sería recortado ya que para los futuros consumidores será más caro acceder a estos servicios.

Los funcionarios deben evaluar, señaló, si los recursos que tendrían gracias a los impuestos del crecimiento de mercado y los nuevos productos son mayores que los $140 millones que pretenden recaudar con el gravamen del 10% para seguridad.

El experto además añadió que no se debe perder de vista que el impuesto afectará a los usuarios de menores recursos pues les privará de un recurso que necesitan para su vida, negocios y otros.

La representante de la Cámara Salvadoreña de Telecomunicaciones (Casatel), Johana Hill, dijo que la visita del experto es para analizar el impacto que tendría el impuesto y buscar alternativas que beneficien a todas las partes involucradas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación