Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hospitales ahorran $125 mil en energía

Ahorro gracias a un proyecto de eficiencia energética

El hospital Benjamín Bloom está adoptando medidas para ahorrar energía. Foto EDH/ archivo

El hospital Benjamín Bloom está adoptando medidas para ahorrar energía. Foto EDH/ archivo

El hospital Benjamín Bloom está adoptando medidas para ahorrar energía. Foto EDH/ archivo

El Consejo Nacional de Energía (CNE) proyecta que la red de hospitales públicos ahorrará cada año $125 mil en la factura eléctrica. Este resultado se obtuvo tras la implementación de diferentes medidas en nueve nosocomios del país como parte del proyecto de eficiencia energética en edificios públicos.

Con una inversión de $219 mil desde el año 2010, se realizó la sustitución de equipo de aire acondicionado, cambio de motores eléctricos, aislamiento de calderas y uso de energía solar, entre otros. Los nosocomios beneficiados por los hospitales de Santa Ana, Jiquilisco, Ciudad Barrios, Ilobasco, Sonsonate, Chalchuapa, Chalatenango y Benjamín Bloom. También la Unidad de Salud Barrios, el Asilo Sara Zaldivar y el Centro de Rehabilitación Integral para la Niñez y la Adolescencia (CRINA).

Luis Reyes, secretario ejecutivo del CNE, expresó durante la presentación de resultados que se escogió a los hospitales públicos debido a la diversidad de equipos y demanda energética que poseen.

Los resultados del proyecto de eficiencia energética son positivos y rentables según dijo el funcionario. "En menos de dos años tenemos el retorno de la inversión", aseguró Reyes, refiriéndose al ahorro alcanzado en los nosocomios. $125 mil en último año.

Como ejemplo mencionó al CRINA, que debido a la factura eléctrica utilizaba una piscina de terapias solo una vez a la semana. La instalación de tres calentadores solares de agua les permite el funcionamiento de lunes a viernes.

Bases de política energética

Carolina Dreikorn, representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en el evento, destacó que uno de los motores del proyecto es la inserción de políticas energéticas en el estado.

"Podemos tener un futuro próspero y ambientalmente sostenible", expresó Dreikorn en relación a los resultados obtenidos en la red de hospitales.

Con apoyo financiero del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF por sus siglas en inglés), el CNE, en cooperación con el PNUD y impulsaron también la creación de 112 comités energéticos en 72 instituciones públicas. Estos grupos de trabajo serán los encargados de mantener y vigilar las prácticas de ahorro energético en sus respectivas ramas.

También, en colaboración con el sector académico, se capacitó con postrados en el tema a 67 funcionarios para que continúen la adopción de la eficiencia energética en sus entidades.

Para mantener estos esfuerzos de ahorro como una política en el sector público, el proyecto incluyo la creación de un manual de compras con criterios de eficiencia energética. Dicho documento se usará como guía para la adquisición de equipo que cumplan normas de eficiencia en el consumo eléctrico.

La inversión total del proyecto de eficiencia energética suma $4.3 millones; incluye formación, equipo y tecnología. El GEF proporcionó un millón, mientras que el estado aportó 3.3 millones.

El ministro de Economía, Armando Flores, resaltó que este proyecto es un "trabajo sistémico" con el cual se sientan las bases de los cambios en la matriz energética.

Flores añadió que como esfuerzo paralelo para promover la eficiencia energética con líneas de crédito. El Fondo de Desarrollo Productivo (Fondepro) y el Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal) otorgan fondos para cofinanciar proyectos que reduzcan la emisión de gases de invernadero y el mal uso de recursos energéticos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación