Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Honduras busca atraer empresas salvadoreñas

Los hondureños alistan una estrategia para atraer empresas locales que podrían retirarse de El Salvador ante un eventual gane de la izquierda.

Honduras está lista para recibir empresas salvadoreñas, si éstas deciden irse. foto edh/ archivo

Honduras está lista para recibir empresas salvadoreñas, si éstas deciden irse. foto edh/ archivo

Honduras está lista para recibir empresas salvadoreñas, si éstas deciden irse. foto edh/ archivo

Honduras no está dispuesta a perder el tiempo, y tras conocer la inquietud de muchas empresas salvadoreñas sobre el clima de negocios, ya se puso manos a la obra para atraer a muchas de estas compañías.

El presidente de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM), Daniel Facussé, dijo al periódico hondureño El Heraldo que ante el temor de varias empresas de que gane por segunda vez consecutiva el partido FMLN, Honduras ya está planeando desarrollar las zonas de Choluteca, Francisco Morazán y Valle, para propiciar las condiciones para atraer un considerable capital "cuscatleco".

También se busca crear la primera Zona Especial de Desarrollo y Empleo (ZEDE) en la zona sur del país.

Su ambición por atraer la inversión es tal que según ese periódico, el Gobierno agilizaría todos los trámites para que las compañías comiencen a operar cuanto antes.

Veinticuatro horas para instalarse y un tiempo prudencial para obtener todos los requisitos de ley, son algunas de las promesas que Honduras ya baraja en su plan de inversiones.

"Hacemos una formal invitación, entonces, para que los empresarios de El Salvador vengan a Choluteca, Valle y Francisco Morazán", indicó Facussé.

El empresario dijo que se espera para los próximos días una fuga masiva de capitales salvadoreños y manifestó que Honduras es el país de Centroamérica que posee, en este momento, las mejores condiciones económicas y de inversión.

Al respecto el director ejecutivo de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Arnoldo Jiménez, dijo que es lógico que Honduras esté atrayendo más inversión y que quiera conquistar a las empresas salvadoreñas pues están ofreciendo un modelo de negocios parecido al de Hong Kong, donde las leyes no conllevan tanta tramitología.

"Honduras sí planifica su inversión y ellos sí están dispuestos a trabajar de la mano con el sector privado", dijo.

Según datos oficiales del país vecino, la inversión extranjera directa (IED) en Honduras creció el 2.9 % en los primeros nueve meses de 2013 en comparación con el mismo periodo de 2012, y alcanzó $736 millones, según datos del Banco Central Hondureño.

Los sectores más atractivos para los inversionistas extranjeros fueron el transporte, almacenaje y telecomunicaciones, que recibieron el 35.4 % de los fondos, bienes para transformación un 16.3 %, comercio un 13.4 %, el manufacturero un 12.5 %, servicios un 7.5 % y otros sectores un 14.9 %, según el informe oficial.

En 2012 las inversiones foráneas sumaron los 1,058 millones de dólares, superior a los 1,014 millones de 2011, según el Banco Central de Honduras.

En El Salvador, la ANEP ha señalado que la Oficina de Atracción de Inversiones y Exportaciones, Proesa, no ha mantenido una política de inversión que le permita atraer flujos importantes de dinero.

De hecho, han pedido a la Asamblea Legislativa que en el contexto de una ley de seguridad jurídica y de asocios público-privado Proesa no reciba órdenes directas de la Presidencia, de quien depende por ahora.

Más bien, han solicitado que la oficina sea creada por ley y se le den funciones que le permitan trabajar de manera más coordinada con otras empresas en el exterior. Actualmente Proesa está creada por decreto Ejecutivo.

En la región El Salvador es el país que menos inversión extranjera ha captado en los últimos años. Según Fusades, este es el cuarto año consecutivo con las cifras más bajas en el Istmo centroamericano.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación