Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El hato nacional se reduce en Honduras

b Apenas hay 800,000 cabezas, según ganaderos

TEGUCIGALPA. El hato ganadero de Honduras ha disminuido en unas 800,000 cabezas en las últimas dos décadas, dijo ayer el presidente de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos (FENAGH) del país centroamericano, Leopoldo Durán.

Entre 1990 y 1992, cuando el país tenía 3.5 millones de habitantes, el hato ganadero hondureño era de 2.5 millones de cabezas, pero un estudio de 2012 indica que se ha reducido a 1.7 millones de animales, según indicó Durán a Radio Cadena Voces (RCV) en Tegucigalpa.

El funcionario agregó que la cantidad de reses debería ser proporcional con un hato de "ocho millones de cabezas de ganado".

Durán dijo, además, que la preocupación de la FENAGH por el bajo hato ganadero se le ha hecho saber a las autoridades del Gobierno, y que recientemente el presidente hondureño, Porfirio Lobo, anunció una partida de 15 millones de lempiras (unos 750,000 dólares) para un programa de retención de hembras.

Ese dinero "es muy poco porque apenas podemos comprar y distribuir entre algunos productores unas 750 vaquillas", aunque el presidente Lobo también se ha comprometido a "asignar 100 millones de lempiras (unos cinco millones de dólares) para un programa de repoblación bovina", agregó.

El dirigente señaló que la actividad ganadera en el norte de Honduras se ha visto afectada por el incremento de la producción de palma africana y caña de azúcar, pero que hay potencial en otros sectores del país para desarrollar la ganadería nacional.

Por su parte Jacobo Regalado, ministro de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), dijo que la tendencia ganadera ha tenido reconvención en algunas áreas que antes se dedicaban a una ganadería intensiva y ahora se dedican a la producción de palma africana._Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación