Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hasta $18,000 Mlls. de multa a Volkswagen por falsear software

Volkswagen se desplomó ayer en la bolsa, tras escándalo de manipulación de emisiones contaminantes en vehículos en EE.UU.

Presidente de Wolkswagen pide perdón pero no habla de dimisión

El presidente de Volkswagen ha pedido perdón por el trucaje de 11 millones de sus coches en el mundo, para tapar emisiones contaminantes muy superiores a las permitidas

La Agencia de Medioambiente de EE.UU. (EPA) detectó una manipulación en las pruebas de certificación de vehículos diesel que Volkswagen comercializaba en ese país. 

La manipulación se producía en los vehículos que realizaban el test, mediante el software, para superar las pruebas. El modelo finalmente comercializado emite gases contaminantes hasta 40 veces superiores a lo permitido en EE.UU. 

El polémico trucaje de las mediciones de emisiones perpetrado por Volkswagen en millones de vehículos pasó desapercibido durante años, hasta que un grupo de investigadores de la Universidad de Virginia Occidental (EE.UU.) y el Consejo Internacional del Transporte Limpio (ICCT) descubrieron el fraude. 

La investigación se inició en 2013 como parte de un proyecto “para evaluar las emisiones” en circunstancias reales de operación de los vehículos ligeros diesel en EE.UU. 

Para ello, los investigadores realizaron pruebas de emisiones en tres vehículos: Volkswagen Jetta, Volkswagen Passat y BMW X5. 

Los investigadores afirmaron que en las pruebas, que se realizaron en rutas con cinco características diferentes de conducción, desde urbanas hasta rurales, las emisiones de óxido de nitrógeno del Jetta fueron entre 15 y 35 veces superiores a los límites establecidos por la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de EE.UU. 

En lo referente al Passat, las emisiones fueron entre 5 y 20 veces superiores, mientras que en el caso del modelo de BMW, las emisiones estuvieron dentro de los parámetros de EPA. Sin embargo, las emisiones de los vehículos de Volkswagen cuando el automóvil estaba estacionado se situaban en los límites de las normativas. 

Según los investigadores, la única respuesta a estas discrepancias es el software que  está instalado en todos los vehículos para controlar el funcionamiento de sus motores. 

El software detectaría cuando el vehículo está siendo probado para determinar sus emisiones y activaría un ciclo del motor que reduce las emisiones de óxido de nitrógeno, un gas que es responsable del humo y contaminación de las ciudades. 

La multa a la que se podría enfrentar Volkswagen en Estados Unidos por haber manipulado los datos de emisiones contaminantes asciende a 18,000 millones de dólares, además del daño incalculable para su imagen, aunque algunos expertos prevén que la cantidad será menor si se llega a un acuerdo extrajudicial. 
La Justicia estadounidense ha abierto también una investigación por posible conducta criminal de la compañía Volkswagen.

Tras el escándalo, el fabricante automovilístico alemán Volkswagen informó ayer  que hará una inversión de 6,500 millones de euros en el tercer trimestre y revisará a la baja el objetivo de beneficio para 2015, buscando en alguna medida recuperar su imagen y la confianza de los clientes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación