Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hanesbrand El Salvador exportó $569 millones

La compañía creció entre el 2 % y 3 % de sus ventas totales al cierre del año pasado

La empresa ha tenido un crecimiento significativo en sus exportaciones y producción. Foto EDH / omar carbonero

La empresa ha tenido un crecimiento significativo en sus exportaciones y producción. Foto EDH / omar carbonero

La empresa ha tenido un crecimiento significativo en sus exportaciones y producción. Foto EDH / omar carbonero

Hanesbrand, empresa dedicada a la fabricación de prendas de vestir, se destacó el año pasado como el exportador más grande de El Salvador, al exportar 44 millones de docenas anuales, lo que equivalió a 569 millones de dólares en ventas al exterior.

La empresa envía la mayor parte de su producción a Estados Unidos, en donde se encuentra la casa matriz, y otro porcentaje lo envía a México, en donde se lleva a un centro de distribución que abastece el mercado latinoamericano.

Para René Villareal, vicepresidente de Operaciones para Centroamérica, el 2013 fue un buen año para Hanesbrand, ya que la compañía creció en ventas totales entre 2 % y 3 %, lo que equivalió a 4,600 millones de dólares a nivel global.

La compañía califica esto como un logro, pues ha crecido en un ambiente de economía global complicado. Para esto mantienen una estrategia sólida en su cadena de suministros, la cual opera bajo dos clusters, uno que opera Asia y otra para el hemisferio occidental.

En dicha región, la firma opera en El Salvador, Honduras, Costa Rica, República Dominicana y Puerto Rico, representando el 60 % de la distribución de suministros.

Villareal explica que el 90 % del volumen de producción es fabricado en las plantas de la compañía, lo que implica un "buen control de costos y hacemos apalancamiento de esa situación"; el 10 % restante proviene de contratistas de paquete completo o contratistas dedicados a costura y empaque.

Actualmente la empresa ha generado más de 10 mil empleos directos solo en El Salvador, a los que se le suman 1,700 más que pertenecen a contratistas que trabajan junto a la compañía, lo que totaliza cerca de los 12 mil empleados.

Para esta casa industrial, esto ha sido un factor importante para el posicionamiento de la marca en nuestra nación y considera que "ese posicionamiento que tuvimos en el país habla mucho de lo que creemos en El Salvador, estamos convencidos que la mano de obra salvadoreña está bien calificada y nos permite seguir posicionándonos aquí".

El representante de la compañía añadió que el año pasado la empresa adquirió a Maidenform por 580 millones de dólares, lo que vendría a incrementar el volumen total de ventas en el 2014.

Hanesbrand estima que las ventas totales a nivel mundial podrían subir a 5,170 millones de dólares para este año, lo que implicaría un 3 % de crecimiento neto. De igual forma, esto provocaría que la compañía incremente su mano de obra generando más empleo en nuestra nación.

Con esto, también se espera que las exportaciones incrementen, superando de esta forma los 569 millones de dólares exportados en 2013.

Un sector de gran importancia

El sector textil y confección se ha convertido en uno de los más importantes de la economía nacional, este ha llegado a tomar el liderazgo en el crecimiento económico y parece fortalecerse cada año, alcanzando así nuevos récords, especialmente en las exportaciones, según explica el ranking industrial de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI).

En cuanto a sus exportaciones generales, el sector ha logrado mantener a Estados Unidos como uno de sus proveedores principales. Según el informe, el desafío de posicionarse en el mercado internacional es cada año más grande debido al tamaño de los competidores y de las ventajas con que estos producen.

Sin embargo, el sector textil generó el 44 % de las exportaciones totales de El Salvador, lo que equivale a 2,394 millones de dólares, representando un crecimiento del 9 %, es decir 198 millones de dólares más que el año anterior.

En términos de volumen, se exportaron 257,370 toneladas métricas, alcanzando un crecimiento de 2 %, lo que significó 4,338 toneladas más que el 2012.

Dicho dinamismo convierte a la maquila y al sector textil en uno de los más influyentes de la economía nacional y permite que otros actores se consoliden con otras industrias como el de plástico, químico, papel y cartón, servicios privados y de gobierno, entre otros.

Al analizar el mercado, podemos decir que de manera directa se exportó a Estados Unidos 1,852 millones de dólares, con un crecimiento de 8 %. Esto representa el 77 % de las exportaciones totales del sector.

De manera indirecta, los encadenamientos regionales con Guatemala y Honduras permitieron que el país inicie un proceso de producción de ciertas prendas, como aquellas semi-terminadas y que son enviadas bajo esa condición con el objetivo de ser incorporadas en otro proceso productivo.

Hacia Honduras se envió 13 % de las exportaciones del sector, es decir, 267 millones de dólares; y a Guatemala se exportaron 85 millones de dólares, equivalente al 4 % del total exportable.

Estas también reportan un crecimiento de 17 % y 12 % a Honduras y Guatemala, respectivamente. Otros destinos representan el 6 % restante de las exportaciones con un valor de 146 millones de dólares, destacando países como México y Canadá.

El sector se divide en dos rubros: tejidos y prendas confeccionadas por material. Según el ranking industrial, "la producción de tejidos tuvo una participación marginal, sin embargo, en los últimos años ha cobrado importancia sobre todo después de la reconversión del sector entre 2005 y 2006".

Es a partir de esto que el sector empezó a incrementar su producción de tejidos, que se ha ido consolidando cada año y ha traído resultados positivos en términos de inversión, generación de empleos técnicos con mejores salarios, incremento de exportaciones y sustitución de importaciones de tejidos.

En este rubro predominan dos tipos, el de algodón y las fibras sintéticas o artificiales. De acuerdo al informe, El Salvador se ha vuelto especialista en la fabricación de tejidos y prendas de algodón. El año pasado se exportaron 1,522 millones de dólares, este es un crecimiento de 6 % en comparación al año anterior y representaron el 64 % de las exportaciones del sector.

En el tema de tejidos y prendas confeccionadas con fibras sintéticas o artificiales se exportó 598 millones de dólares con un crecimiento de 18 %. Estas, a pesar de ser una producción recientemente instalada en el país, ya alcanzó una participación de 25 %. Otras fibras como la seda, lana y pelo fino y fibras textiles vegetales componen un crecimiento del 7 %, de lo que se exportó 274 millones de dólares.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación