Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Habitantes de la isla Tasajera conectados con una mejor salud

Caserío Las Coloradas de Tasajera, goza de servicios de salud por Internet

Con la modalidad de "teleconsulta", la distancia no es obstáculo para que los habitantes puedan tener la consulta médica, ayudados por una computadora y una web cam. Foto EDH/ Marlon Hernández

Con la modalidad de "teleconsulta", la distancia no es obstáculo para que los habitantes puedan tener la consulta médica, ayudados por una computadora y una web cam. Foto...

Con la modalidad de \"teleconsulta\", la distancia no es obstáculo para que los habitantes puedan tener la consulta médica, ayudados por una computadora y una web cam. Foto EDH/ Marlon Hernández

Todo comenzó con jornadas médicas que se daban incluso bajo la sombra de los árboles, luego el doctor Daniel Pérez, especialista en medicina familiar, residente en San Salvador, con el apoyo de miembros de la comunidad buscaron la manera de establecer un dispensario de salud para beneficio de la comunidad.

La novedad del servicio es que las consultas se dan vía Internet, es decir, el Dr. Pérez realiza la consulta a través de un monitor, con la ayuda de doña Margarita, la encargada del dispensario echan mano de una web cam de alta definición, para revisar al paciente.

El sueño comenzó hace siete años, hoy día reciben entre dos y seis pacientes diarios, en horarios por la mañana y por la tarde noche. En su mayoría niños, entre las enfermedades más comunes están problemas gastrointestinales, respiratorios y dermatosis que cubren el 60 % de las consultas, el resto son de enfermedades crónicas.

Con esta modalidad de consulta el médico establece el vínculo de confianza para que pacientes para hacer énfasis en la prevención y en casos de enfermedades graves se les sugiere acudir a un centro de salud en Zacatecoluca o San Salvador.

El funcionamiento del dispensario además ha servido para sensibilizar a las mujeres con respecto a la salud preventiva, con tomas de citología y chequeos de rutina.

"La tele consulta es un tanto extensa, se da más como conversación y con eso se sensibiliza en materia de prevención", dice el doctor Pérez.

Antes del dispensario la atención en salud era muy difícil en la isla, hasta que un paciente ya presentaba signos de gravedad se procedía a trasladarlo hasta el hospital más cercano.

Eso representaba costos de $20 para traslados en lancha, más $60 para pago de pick up.

Conexión con el Internet

Para que el dispensario opere con la modalidad de teleconsulta se requirió la instalación de una conexión de Internet, pero ninguna compañía proveedora del servicio tenía la capacidad para instalarse, por eso se acercaron a Conexión Svnet, empresa con la que se echó a andar el proyecto de Internet satelital.

Se ha realizado la instalación de una antena satelital con velocidad a 512 kbps, que se ha realizado en costos compartidos entre la comunidad y la Asociación SVNET.

También se ha capacitado a un grupo de 16 jóvenes, quienes serán los que estarán a cargo de las instalaciones en el área de soporte técnico, y que además contarán con las capacidades y conocimientos suficientes para seguir replicando y capacitando a los demás pobladores de sus comunidades.

"Lo importante es que los jóvenes sean capaces de solventar pequeños problemas técnicos que se den el dispensario", comentó Juan Pablo Chinchilla, técnico de Conexión y Svnet.

En el caserío La Colorada, además opera un "telecentro", con 10 máquinas, para que los jóvenes de la isla pueden acudir para buscar información para sus tareas y además son capacitados con cursos de computación y mantenimiento.

Antes de que existiera el telecentro los jóvenes tenían que viajar hasta la isla Tasajera o la Puntilla para ir a buscar información e imprimir, invirtiendo hasta $7 por una impresión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación