Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Grupo Calvo comprometido con el desarrollo

Calvo implementa iniciativas que benefician a sus colaboradores y a la comunidad.

Grupo Calvo stand RSE

Grupo Calvo, referente en el sector de alimentos con sus productos y especialidades, participó por tercer año consecutivo en la “Semana de la RSE” de la Fundación Empresarial para la Acción Social (FUNDEMAS) como un aliado estratégico del desarrollo sostenible en El Salvador.

Dentro de su portafolio de negocios, Calvo abraza como propia todas aquellas políticas y prácticas que benefician a sus colaboradores, la comunidad, el medio ambiente y su cadena de valor, adoptando medidas alineadas al desarrollo sostenible de El Salvador.

“Nuestra visión de negocios incluye el desarrollo de proyectos sociales que mejoren las condiciones y calidad de vida de las comunidades; proyectos de formación educativa para jóvenes, en donde construyamos nuevos cimientos para el futuro de sus familias”, expresó Boris Quintanilla, gerente de país de Grupo Calvo, durante la inauguración de la III Semana de la RSE.

Desde su llegada a El Salvador en 2003, Grupo Calvo ha sido un eslabón clave para impulsar el desarrollo económico del departamento de La Unión. Más de 1,500 empleos directos y otros 5,000 indirectos hablan de su apuesta por la inversión social en beneficio de los habitantes de la ciudad porteña.

Un símbolo de este compromiso es la reciente certificación SA 8000 de su Sistema de Responsabilidad Social Interna, cuyas evaluaciones surgen de una norma internacional que recoge acuerdos internacionales para garantizar una estrategia empresarial enfocada en los aspectos sociales de los trabajadores.

“El certificado es emitido por un organismo de certificación ajeno a la empresa, que le permite a los clientes saber y confiar en que Grupo Calvo ha implementado todos los procesos internos necesarios para asegurar el respeto a los derechos humanos básicos de todos nuestros empleados”, agregó Quintanilla.

La norma le ha permitido a Grupo Calvo establecer pautas transparentes, medibles y verificables que evidencian su compromiso con el cumplimiento de la legislación nacional vigente en materia de derechos humanos y laborales. Muestra de ello es el programa lactario, en donde sus colaboradoras en etapa de lactancia pueden extraerse la leche para sus hijos en altas condiciones higiénicas.

Solo el año pasado se beneficiaron a más de 40 mujeres. Y como apoyo a las familias de la fuerza laboral Calvo, la empresa entrega becas completas de estudio a los hijos de los trabajadores con notas sobresalientes. De esta forma, la empresa fortalece la educación como pilar fundamental de desarrollo sostenible y herramienta esencial hacia la reducción de la pobreza.

Familia y desarrollo
Paralelo al componente laboral, Grupo Calvo ha creado un equilibrio entre sus estrategias de negocio y el desarrollo social de los habitantes cercanos a sus proyectos. Ejemplo de ello es la fundación de la Escuela de Fútbol “Luis Calvo Sanz”, que desde 2010 beneficia a más de dos mil niños y niñas, junto a sus padres.

El proyecto se realiza en alianza estratégica con la organización no gubernamental “Proyecto País”, creada en 2009, como iniciativa empresarial comprometida con la promoción de una cultura de paz, valores y sana convivencia social a través de oportunidades de superación para niños, niñas y jóvenes en riesgo.

Los alumnos de la escuela, además de los entrenamientos, tienen la oportunidad de participar en otro tipo de actividades tales como talleres de valores, convivencia social, atención psicológica y terapéutica. Los padres de familia también reciben apoyo con charlas de formación educativa.

Las “Ligas Deportivas Comunitarias”, uno de los proyectos insignia de esta alianza, se ha convertido en un oasis para los habitantes de las zonas precarias y en riesgo del departamento de La Unión.

La Liga es administrada por la junta directiva de padres de familia. Los árbitros son jóvenes ejemplares de la comunidad, ejemplo de valores y respeto. Así se fortalece la participación comunitaria y permite la creación de nuevos líderes locales.

Adicionalmente, Grupo Calvo cuenta con un exitoso programa de reinserción laboral de ex pandilleros, el cual ha favorecido a 190 personas y sus familias, alejándolos de la violencia y acercándolos a un futuro más promisorio.

Recientemente  Grupo Calvo se ha sumado al proyecto “Mujeres en Fábricas”, ejecutado por World Vision y financiado por la Fundación Walmart, con la finalidad de que sus colaboradoras y colaboradores desarrollen habilidades para la vida dentro y fuera de sus comunidades.

El programa desarrollará las destrezas necesarias relacionadas con la comunicación, apoyará la identificación de fortalezas personales, fomentará el liderazgo para el desarrollo del trabajo en la fábrica, familia y comunidad con un enfoque de género.

Para Grupo Calvo, los proyectos de RSE son un eje indispensable para la competitividad y sostenibilidad de la empresa, creando impactos positivos en las comunidades conectadas con sus proyectos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación